María Solano, gerente de la Casa de la Condesa: “El Valle de Ocón es un lugar en el que encontrar inspiración”

Alba Martín

Con las últimas semanas de verano, la vista está puesta ya en las escapadas de otoño. La época de la vendimia es una buena excusa para visitar lugares cercanos como el Valle de Ocón, situado a medio camino entre el Valle del Ebro y Sierra de la Hez. María Solano, gerente de la Casa de la Condesa, un alojamiento rural de la zona, asegura que la vendimia es “una época muy riojana” en la que el Valle regala unas vistas “magníficas” por los colores de las viñas

Se acerca la vendimia y es un buen momento para hacer una escapada a La Rioja. ¿Por qué elegir el Valle de Ocón?

Es un Valle que mantiene prácticamente intacto el paisaje originario riojano. Está formado por pequeños pueblos, se ve uno desde el otro, con paisaje de viña, olivos, cereal… Otoño es una oportunidad magnífica para ver esos colores ocres y rojos que saca la viña y para disfrutar de nuestros vinos.

¿Otoño es la mejor época para disfrutar del Valle?

Mejores épocas son todas, pero sí es una época muy riojana. Están las vendimias y el paisaje otoñal que te he descrito. Es una época ideal para hacer una escapada corta. Desde el Valle, además de disfrutar de las excelencias de aquí, como los trujales, el molino de viento o la gastronomía, se puede recorrer muy bien La Rioja, porque estamos prácticamente en la mitad. Se puede visitar La Rioja Oriental, Arnedo con las Cuevas de Los Cien Pilares, ir a Arnedillo a bañarse a las pozas o hacer senderismo por la vía verde. También se puede ir a Calahorra y hacer una ruta por la ciudad, tanto en bicicleta o andando. La calle Laurel de Logroño, conocida como una de las mejores calles para el txikiteo, también está cerca. Hay una infinidad de posibilidades porque estamos en un punto estratégico.

¿Cuáles son las mejores fechas para ir?

Tanto septiembre como octubre son fechas estupendas. De octubre en adelante se pueden hacer también muchas actividades porque tenemos en un espacio muy pequeño, un paisaje muy variado. Se puede ir a la sierra a hacer un trecking, visitar el robledal y el hayedo, ir a montar a caballo a Arnedo y visitar el Valle… Además, cerca está el Museo Würth, de arte contemporáneo.

Tú regentas la Casa de la Condesa, en el pueblo de El Redal, en el Valle de Ocón. ¿Cómo es?

La Casa de la Condesa es un caserón antiguo que recibe al huésped con un arco estrellado. Tiene un salón con chimenea, un jardín romántico en el que se pueden asar chuletillas o pasar el rato disfrutando del silencio armonizado por el sonido de los pájaros. Cuenta con nueve habitaciones, todas con baño propio, y tienen la peculiaridad de que cada una está dedicada a un personaje histórico que tiene que ver conmigo y con mi marido, así como con el Valle. Tenemos literatura en todas las habitaciones y la casa también cuenta con una pequeña biblioteca.

Otro de los aspectos a destacar son los desayunos. Están elaborados con productos de la zona, de kilómetro 0 y eso se nota en el sabor. Todos los que vienen a visitarnos nos dicen que les encanta el “Momento desayuno”.

¿El alojamiento está dirigido a un público concreto?

Está dirigido al público familiar, a las personas que les guste viajar, la literatura, que busquen tranquilidad, desconectar del ritmo frenético… La casa se alquila por habitaciones o también se puede reservar entera.

Mencionas la literatura, a la que tú estás muy vinculada. ¿Se llevan a cabo actos relacionados a ella?

En el jardín hemos realizado varias presentaciones de libros, charlas, talleres literarios… También hemos acogido conciertos de jazz. Siempre hay algo. Actualmente, la Ruta del Vino de la Rioja Oriental lleva a cabo una iniciativa muy bonita que es hacer un cuento infantil de cada Valle con Antonio de Benito como escritor.

En conclusión: Los amantes de la literatura se van a sentir como en casa…

Sí. Los visitantes a los que les gusta la literatura me comentan que se van de aquí con un buen sabor de boca. Además, el Valle de Ocón es un lugar en el que encontrar inspiración. Por eso, las personas que escriben pueden encontrar aquí su musa.