La soprano Carmen Romeu y el pianista Albert Nieto rinden tributo a Victoria de los Ángeles

El foyer del Teatro Arriaga acoge este miércoles a las 19:30 horas un concierto muy especial a cargo de Carmen Romeu. La soprano valenciana, acompañada por el pianista Albert Nieto, rinde tributo a una de las grandes divas de la música española del siglo XX, la magnífica soprano barcelonesa Victoria de los Ángeles (Barcelona, 1 de noviembre de 1923 – Barcelona, 15 de enero de 2005), quien a lo largo de su carrera cosechara enormes éxitos en templos como la Scala de Milán, la Ópera de París o el Metropolitan de Nueva York, entre muchos otros. De hecho en los años 50 en Estados Unidos estuvo considerada como una de las tres grandes divas de la lírica, junto a María Callas y Renata Tebaldi. Otra grande como Teresa Berganza dijo esto sobre ella: “Callas fue la gran artista dramática y Victoria la cantante más completa. Fue mi principal ejemplo, bueno, fue un ejemplo para todos”.

Este año 2023 se conmemora el centenario del nacimiento de Victoria de los Ángeles, una efeméride que Carmen Romeu y Albert Nieto han querido celebrar impulsando un concierto titulado Canta un ángel, en el que juntos interpretarán un precioso repertorio salpicado de canciones de Schubert, Debussy, Puccini, Albéniz, Toldrà, Montsalvatge, Alicia de Larrocha, García Abril, Piazzola, Albert Guinovart, Ovalle, Moustaki, así como canciones populares. Además, el programa incluye el estreno de cinco piezas, dos de ellas compuestas por Albert Nieto. Juan Durán, Federico Mompou y José Luis Turina firman las otras tres. La de Mompou es especial puesto que se trata de una composición que el autor le dedicó a Victoria de los Ángeles pero nunca se atrevió a mostrarle, y ahora Carmen Romeu y Albert Nieto van a ofrecer aquí su estreno absoluto.

El propio Albert Nieto explica así el porqué de este homenaje a la diva catalana: “Uno de los conciertos que más me ha impactado fue el que tuve la fortuna de presenciar en el Patio de los Arrayanes de la Alhambra, idílico enclave donde la voz de Victoria de los Ángeles penetró en el corazón de un joven pianista. Desde entonces, el recuerdo de las canciones de Fauré emanando de aquella voz sublime ha sido una constante en mi vida. Por tanto, sentía la necesidad de rememorar a Victoria de los Ángeles en el centenario de su nacimiento y de ensalzar su gran legado vocal tanto para los que tuvieron la suerte de escucharla en vivo como para los que no han tenido la oportunidad de quedar hechizados por su presencia escénica. Su magisterio musical
fue indisociable de su bondadosa y humilde persona, que no quiso nunca ser protagonista ni recibir homenajes. Ahora quiero ofrecerle el mío como gratitud por aquel lejano concierto y por las incontables horas que he disfrutado de su voz”. La cita es pasado mañana, miércoles, a las 19:30 horas.

Acerca de Victoria de los Ángeles

Victoria de los Ángeles nació en Barcelona el 1 de noviembre de 1923. Las aulas vacías de la Universidad y la sala del Paraninfo, donde podía tocar el piano, fueron el entorno cotidiano de la infancia y juventud de la cantante. En su adolescencia, Victoria de los Ángeles cultivó su temperamento artístico de manera autodidacta.

Tras la Guerra Civil española, ingresó en el Conservatori del Liceu. En 1940 ganó un concurso de Radio Barcelona y el premio fue interpretar La Bohème en el Teatre Victòria de Barcelona. Así empezó la carrera de concertista de Victoria de los Ángeles.

En 1944 debutó en solitario en el Palau de la Música Catalana y en enero de 1945 hizo su debut oficial en el Gran Teatre del Liceu como Condesa de Almaviva de Le nozze di Figaro. En 1947, cuando ya era conocida en su país, ganó el primer premio del prestigioso Concurso de Ginebra, un hecho que significó su lanzamiento internacional: Londres, Milán, París, Nueva York…en el Metropolitan cantó ininterrumpidamente desde 1951 hasta 1961, convirtiéndose en una de sus divas indiscutibles, junto con Maria Callas y Renata Tebaldi. Famosas fueron sus actuaciones en el Teatro Colón de Buenos Aires y las giras por Japón, Australia, Sudáfrica, Rusia y por toda Europa.

En su intensísima carrera llegó a encarnar el papel protagonista de más de treinta y cinco óperas. Muchas de ellas han quedado inmortalizadas en sus numerosas grabaciones, consideradas hoy como referencias indiscutibles. También destacan sus recitales y conciertos, que contribuyeron a difundir la música catalana y española tradicional pero también de compositores como Pau Casals, Joaquín Rodrigo, Frederic Mompou, Xavier Montsalvatge, Oscar Esplà, Héitor Villa-Lobos y Eduard Toldrà.

Entre sus últimas apariciones, destacan el concierto de celebración de su debut en el Palau de la Música Catalana en 1989; el histórico recital en el Gran Teatre del Liceu acompañada por Manuel García Morante en 1992, y su participación en la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Barcelona en aquel mismo año. Su carrera continuó hasta el 28 de diciembre de 1997, fecha de su último concierto público, acompañada por Albert Guinovart, en el Teatre Nacional de Catalunya de Barcelona. Falleció en Barcelona el 15 de enero de 2005.