Los chicos del coro, el plato fuerte del verano y de Aste Nagusia en el Teatro Arriaga

El Teatro Arriaga volverá a ofrecer este verano un gran espectáculo musical. Desde el jueves 17 de agosto hasta el domingo 10 de septiembre Bilbao acoge Los Chicos del Coro, el musical. Será, por tanto, el espectáculo que ocupará la cartelera en Aste Nagusia, una propuesta de primerísima calidad que contiene muchísimos elementos atractivos. El primero, obviamente, es el título, puesto que el musical se basa en Los Chicos del Coro, la maravillosa película francesa que en 2004 emocionó a todo el mundo y que obtuvo dos Premios Cesar, además de nominaciones a los Oscars, los Globos de Oro, los Goya y los Bafta, entre otros muchos reconocimientos.

Para trasladar al escenario una película que forma parte del imaginario colectivo, hace falta un gran reparto y esta producción de Kak Group y AMR lo tiene. Como protagonista, dando vida al icónico profesor Mathieu, emerge un gran actor como Jesús Castejón. En escena le acompaña Natalia Millán, una de las grandes intérpretes de musicales de la escena española, poniéndose en la piel de Violette Morhange. Además, Rafa Castejón interpreta a Rachin, el férreo director del internado del Fondo del Estanque. El resto del reparto lo completan Eva Diago, quien interpreta a la profesora de Matemáticas, Langlois; Iván Clemente en la piel de Pascal Mondain;

Antonio M.M. como Maxence; y Enrique R. del Portal dando vida al Dr. Dervaux. Y por supuesto, sobre el escenario los niños y niñas de la coral de la «Escuela Los Chicos del Coro» -de los cuales 15 aparecerán en escena en cada función-. Y es que el musical tiene su propia coral, una escuela en la que se han formado de la mano del pianista Nicolás Martín Vizcaíno, para ser las voces del elenco del musical.

 

Conmovedor y muy divertido

Los Chicos del Coro es un musical de gran formato, un espectáculo para todos los públicos que emociona y divierte. Las actuaciones desbordan entusiasmo, y al mismo tiempo desde el escenario se transmiten delicadeza y gusto por el detalle. Los Chicos del Coro es un espectáculo que conmueve, es muy humano, rezuma amor y cariño, pero también mucho humor, es muy divertido.

Los chicos del coro, el musical no es solo la adaptación de un filme que todos amamos. Es, al mismo tiempo, una apuesta por hablar de la necesidad de la música del arte, para el crecimiento personal. Esta obra musical y teatral habla de los niños olvidados pero también de la inocencia, del juego, del amor… Habla del esfuerzo y de la solidaridad, del trabajo y del entusiasmo… Habla de la vida. Habla del arte, que es aquello que nos hace auténticamente humanos.

El musical llega de la mano del director de escena Juan Luis Iborra y del director musical Rodrigo Álvarez, y la escenografía que luce el espectáculo es de David Pizarro. El diseñador de iluminación es Juanjo Llorens y de sonido Javier G. Isequilla.

 

Sinopsis

En 1949, el profesor sustituto Clement Mathieu llega al internado “Fondo del estanque”, donde el director Rachin ha impuesto un régimen severo y riguroso sin lugar para la música. Mathieu, antiguo compositor sin suerte, se salta las normas para descubrir la belleza del mundo a unos jóvenes educados bajo la aspereza de la Segunda Guerra Mundial. Con este planteamiento, inspirado en su propia infancia y en un viejo clásico del cine francés, Christophe Barratier creó una de las películas verdaderamente inolvidables de los inicios del siglo XXI, enaltecida por la sublime música de Bruno Coulais.

 

Éxito que perdura

Primero como película y ahora como musical, la vigencia de la historia de Los Chicos del Coro es total y absoluta. La película de 2004 obtuvo el reconocimiento internacional, incluyendo numerosos premios entre los que destacaron dos premios Cesar, y estuvo nominada a los galardones más prestigiosos del mundo: los Oscars, los Globos de Oro, Los Goya, los Bafta… entre otros. Pero, además, ha obtenido quizás lo más complicado para una película, que es vencer al paso del tiempo y permanecer en la memoria colectiva. Sin duda eso explica, en parte, el éxito del musical Los chicos del coro. Con su producción francesa triunfó en Paris durante varias temporadas y posteriormente hizo una gira primero por Francia y después internacional, que pasó por varias ciudades españolas.

Ahora, tras adquirir la productora Kak Group los derechos para ofrecer esta experiencia única, el resultado de su apuesta es este montaje que llega ahora a Bilbao avalado por el éxito cosechado en Madrid. Miles de personas han asistido a las representaciones de Los chicos del coro, el musical y han salido cautivadas. Esa sensación, trasladada al ‘boca a oreja’, completa la explicación del éxito. Y, por si fuera poco, su estancia en Madrid también le ha reportado reconocimientos. Recientemente, Los Chicos del Coro, el musical ha recibido cuatro galardones MET (Madrid Es Teatro) 2022 incluyendo el de Mejor musical 2022, Mejor actor de reparto, para Rafa Castejón; Mejor diseño de iluminación, para Juanjo Llorens y Mejor Diseño de Escenografía, para David Pizarro.