El New York Times recomienda 5 restaurantes vascos

El prestigioso periódico estadounidense The New York Times recomienda 5 grandes restaurantes vascos que visitar en Euskadi. Es bien sabido que la gastronomía de calidad es una de las prioridades en el País Vasco. Son muchos los restaurantes que llaman la atención por deleitar los paladares más exquisitos con productos locales frescos bien de costa o caserío.  En este caso el New York Times se ha encargado de reconocer el valor y la labor de 5 de ellos en sus páginas, elegidos por Álvaro Garrido, chef del restaurante Mina con una estrella Michelín. 

 

Txakoli Simón 

 

Localizado en las colinas que dominan Bilbao, “Txakoli Simón” es uno de los predilectos de la cultura vasca. Comenzando por su nombre, debemos echar la vista atrás para comprender por qué este restaurante es tan especial culturalmente. Por un lado, el txakoli es conocido por ser un vino blanco refrescante, apenas efervescente y típico del País Vasco. Por otro lado, la palabra también hace referencia a las antiguas casas rurales donde históricamente se reunían los vascos para disfrutar de comidas simples (como huevos fritos con pimientos rojos) y una jarra de vino. 

 

Prueba de la fidelidad al pasado no es solo la hospitalidad hogareña que ofrecen, sino el menú simple que incluye platos sencillos y tradicionales, como morcilla de sangre y chuletón de excelente calidad y origen gallego. 

 

Zárate

 

Zárate es un reconocido restaurante por su estrecha relación y compromiso con los productos del mar. El chef, Sergio Ortiz de Zárate, comenzó trabajando con mariscos en Lekeitio, de donde obtiene la mayoría de sus productos hoy en día. Dentro del menú se pueden degustar platos a la carta como Kokotxos (la parte inferior carnosa de la mandíbula de la merluza), pero sin duda lo que destaca es el menú degustación, que incluye un total de 11 platos por 105 euros. El resultado de este manjar es toda una expedición marítima que puede puede comenzar con un par de anchoas relucientes, continuar con una maraña de gulas al ajo y terminar muchos platos más tarde con una merluza perfectamente ejecutada con salsa pil pil, un favorito regional hecho con aceite de oliva, ajo y guindilla.

 

Arrea! 

 

Arrea! Se localiza en un pequeño pueblo en las montañas: Kanpezu. El chef del restaurante, Edorta Lamo, se hizo un nombre en A Fuego Negro, el restaurante donostiarra donde reinventó el clásico pintxo. Lamentablemente, A Fuego Negro cerró durante la pandemia. Para Arrea!, el chef regresa a sus raíces familiares en Kanpezu para ser pionero en un estilo de cocina denominado como “cocina de montaña”. Se trata de cocinar productos de montaña, hierbas silvestres y productos recolectados por el chef y el equipo. Es así cómo el restaurante marca su propio estilo, aunque los invitados deben reservar con al menos 24 horas de anticipación para experimentar el menú de degustación nocturno

 

Jauregibarria 

 

Representante de la comida de vanguardia, el chef Beñat Ormaetxea prepara platos tradicionales con toques modernos, trabajando con productos locales como champiñones o el bacalao. El restaurante está ubicado a unos 20 minutos de Bilbao, en el pequeño pueblo de Amorebieta – Etxano. Se trata de una casa de campo con vistas al parque botánico del mismo nombre (Jauregibarria).  En esta es posible degustar los ingredientes más tradicionales elaborados con las técnicas más innovadoras y los sabores más creativos. Por ejemplo, chipirones asados con forma de tinta crujiente o carrilleras de cerdo ibérico de bellota guisadas al vino tinto de La Rioja. 

 

Zuberoa

 

El restaurante Zuberoa se ubica dentro de una masía vasca de más de 600 años de antigüedad en el pueblo de Oiartzun. Se trata de elegantes versiones de la cocina vasca preparadas por el chef Hilario Arbelaitz. Cuenta con una estrella Michelín y no es para menos, pues sus recetas se llevan transmitiendo y perfeccionando durante años. El lugar idóneo para disfrutar de platos emblemáticos de Euskadi, como el foie con crema de garbanzos o platos de caza, como el venado o el pichón asado con tostadas de hígado.