Bilbao, Vitoria-Gasteiz, Donostia y Amorebieta-Etxano obtienen el certificado «Ville à Vélo» del Tour de Francia

Las ciudades del Grand Départ Pays Basque 2023 han sido reconocidas y premiadas por el Tour de Francia con su sello “Ville à Vélo”, una distinción que tiene como objetivo alentar y reconocer las iniciativas tomadas por los municipios para promover el ciclismo cotidiano. Vitoria–Gasteiz ha obtenido la máxima puntuación, 4 ‘vélos’, Donostia / San Sebastián ha obtenido 3 y Bilbao y Amorebieta-Etxano, 2. Al obtener esta distinción, las cuatro localidades del Grand Départ Pays Basque 2023 han sido reconocidas a nivel internacional por su compromiso con el desarrollo del ecosistema de la bicicleta en entornos urbanos.

La etiqueta ‘Ville à Vélo du Tour de France’ nació en 2021 y persigue el objetivo de vincular el ciclismo profesional con la movilidad sostenible. La llegada de la mayor carrera profesional del mundo genera una gran ilusión en la ciudadanía y el reto es transformar esa energía en el fomento de la bicicleta como medio de transporte sostenible y ecológico. Para aspirar a la acreditación, los municipios deben destacar en su solicitudtodos los sistemas existentes para fomentar la bicicleta y presentar planes de desarrollo a corto y medio plazo a nivel local. Despliegue de infraestructuras,
mejora de la seguridad de los ciclistas, aprendizaje de cómo ‘circular en bicicleta’, estacionamiento y lucha contra el robo, mantenimiento y reparación, etc. son algunos de los criterios que se valoran.

En definitiva, medidas puestas en marcha que contribuyen al desarrollo de la bicicleta como medio de transporte, ocio o herramienta para la práctica del deporte. En este 3a edición del “Ville á Velo” se han presentado 32 ciudades.

VITORIA-GASTEIZ 4 ‘VÉLOS’

Según el informe de la evaluación, “Vitoria-Gasteiz, ciudad elegida Capital Verde de Europa (2012) y Global Green City (2019), es sin lugar a duda un territorio comprometido con la movilidad sostenible. Desde 2010, a través de la implementación del Plan Director de la Movilidad Ciclista, la ciudad ha desarrollado cuantitativa y cualitativamente esta alternativa de movilidad urbana para sus habitantes. A través de inversiones recurrentes en el desarrollo de la bicicleta como medio de transporte (para públicos de diferentes edades), de la logística de mercancías, e incluso de programas de cohesión social («En bici sin edad»), resulta evidente que la ciudad comprende y actúa para seguir aprovechando los diferentes Beneficios del uso cotidiano de la bicicleta. Cabe resaltar que Vitoria-Gasteiz cuenta actualmente con una red de ciclo-infraestructura de 171 km, entre los cuales se cuentan alrededor de 90 km de pistas y aceras bici, lo que le permite a sus habitantes desplazarse en bicicleta con un alto grado de seguridad”.

DONOSTIA / SAN SEBASTIÁN 3 ‘VÉLOS’

Donostia / San Sebastián obtiene 3 bicicletas en su etiqueta Ville à Vélo, un reflejo de las acciones realizadas para mejorar las condiciones de ciclabilidad en la ciudad. El documento recoge como “Donostia / San Sebastián, ciudad cofundadora de la Red de ciudades por la bicicleta, ha mostrado a través de más de una década una verdadera ambición por desarrollar la movilidad sostenible en su territorio. En la actualidad, la ciudad cuenta con una red casi continua (gracias a la creación de túneles y conexiones claves) que le permite a las y los bici-usuarios desplazarse por varios barrios del territorio”.“Por otra parte, es pertinente destacar las acciones realizadas por la ciudad para desarrollar los servicios prestados a los usuarios. Desde hace casi 20 años, la ciudad ha actuado para crear una planta de casi 9 mil plazas de estacionamiento, que incluyen varios sitios de aparcamiento seguro a largo plazo. De igual manera, la ciudad cuenta con un servicio de alquiler de bicicletas compartidas (Dbizi) con 9 estaciones distribuidas en puntos estratégicos del territorio”, subraya.

 

BILBAO 2 ‘VÉLOS’

En cuanto a la capital de Bizkaia, el dictamen indica como “Bilbao, con su dinamismo urbano y su gran oferta cultural, ha sido históricamente una ciudad caminable. La ciudad implementó en 2020 la política ‘Bilbao 30‘ para fomentar la seguridad vial y dar mayor visibilidad a la movilidad activa (reglamentación para la creación de espacios compartidos y separados para la movilidad ciclable). Esta política se deriva del Plan de movilidad urbana sostenible (PMUS) establecido en 2017, cuyo objetivo principal es mejorar la movilidad de bilbaínos y bilbaínas a través del desarrollo de una oferta de movilidad activa y colectiva más sostenible y equitativa. Cabe resaltar que el PMUS incluye proposiciones para la ampliación de la infraestructura ciclista y de la oferta de servicios de estacionamiento”.

AMOREBIETA-ETXANO 2 ‘VÉLOS’

Por último, en relación a las 2 vélos de Amorebieta-Etxano, el estudio precisa como “Amorebieta-Etxano tiene una relación muy estrecha con el ciclismo deportivo. El recibimiento y apoyo a la organización periódica de muchos eventos deportivos, así como la existencia del Club Ciclista Amorebieta desde hace más de 75 años, son testigos del entusiasmo de las y los habitantes del
municipio por el ciclismo. En materia de movilidad ciclable, el municipio ha dado un fuerte impulso económico para mejorar los problemas de ciclabilidad en la comarca. El municipio persigue la creación de infraestructuras ciclables, como la pista que unirá Iurreta y Galdakao, con el objetivo de ofrecer una alternativa cualitativa de movilidad a su ciudadanía. El municipio se merece el premio y reconocimiento por su apoyo histórico al ciclismo deportivo y este más reciente, en favor de la movilidad ciclista”, sentencia.