Santo Tomás

Mañana vuelve la 72 edición de la feria de Santo Tomás a Bilbao. Desde primera hora de la mañana la Plaza Nueva, el Arenal y la plaza del Arriaga se llenan con 248 puestos distribuidos entre las tres zonas del casco histórico, poniendo en valor el característico sabor del medio rural vasco. Durante la jornada los miles de visitantes pueden disfrutar de las típicas exhibiciones de los animales de granja traídos por los baserritarras, así como degustar y adquirir sus productos típicos. Y es que si por algo se caracteriza esta fiesta popular es sin duda alguna por la gastronomía, puesto que la del sábado se convierte en la festividad ideal para disfrutar de un talo con chorizo acompañado de un buen txakoli. Bebida que este año se sirve en vasos reutilizables, haciendo de esta una edición solidaria y sostenible, ya que los cincuenta céntimos que cuesta la unidad serán destinados a diferentes entidades sociales. Como novedad, se ha decidido implantar el Premio a la Mujer Baserritarra como nueva categoría del tradicional concurso con el objetivo de dar visibilidad a las productoras del sector primario, además de la apertura de una zona infantil en el Museo Vasco del Casco Viejo que permite a las familias con niños disfrutar del festejo más cómodamente.