Viento del sur

El Athletic goleó en Cádiz sin cuatro titulares

Ya nadie se pregunta si hay delantero centro cuando varios jugadores se reparten un buen número de goles, con la irrupción también de Alex Berenguer


Arturo Trueba

Cuando una nueva borrasca trae vientos de 120 km/h en el Cabo Matxitxako, y rozaron los 100 km/h en Orduña, el Athletic fue poco antes un vendaval para el Cádiz. Un 0-4, y pudieron ser el doble los bacalaos rojiblancos con los que doblegó a un conjunto gaditano que cuatro meses antes se había paseado por la catedral. Incluso había protagonizado la gesta de llevarse el encuentro con nueve jugadores. Pues sí, esta vez los leones se tomaron la revancha ¡y de qué  manera! Además, lo hicieron dejando cuatro titulares en el banquillo. ¡Qué más se puede pedir! Buen juego, ambición, combinación, transiciones rápidas, apertura de diferentes líneas de fuego atacante, capacidad de sorpresa, filtraciones con un Muniain imperial, dejadas, goles de bandera…

MUROS DERRIBADOS

Este despertar de la pesadilla y el paso al sueño por los títulos y Europa se ha jalonado de gestas en poco tiempo. En los 11 partidos, con Marcelino como entrenador, los rojiblancos han doblado su capacidad productiva y están siendo capaces de asombrar a propios y extraños con un fútbol vistoso y eficaz. ¡Quién dijo que no había delanteros! Ahora se relevan al frente de la lista de goleadores Williams, Raúl García, Muniain y se suma de forma inesperada Alex Berenguer. Picado desde el banquillo se ha postulado para ser de la partida con dos tantos, que bien pudieron ser el doble. Así, y en otras líneas también, la plantilla se ha reforzado desde dentro. Ya hay 16 o 17 jugadores que pueden alternarse en la alineación titular sin que se resienta el equipo. Otro tabú que cae: se puede competir con rotaciones. Sobre todo, si se hace a tiempo y con cabeza. Ganan todos, que parecen mucho mejores que hace un par de meses. Y gana el equipo, el club, los socios y la afición en general. También el fútbol, que ahora es menos aburrido y más atractivo, ambicioso, competitivo y ganador. La ‘leyenda’ se recarga con la lucha valiente por los triunfos, y más si se consiguen. Por cierto, sigue siendo válida aquella máxima de que no hay mejor defensa que un buen ataque.

Puestos a desafiar, este Athletic ha derribado el muro de la maldición del viento sur. Al menos el viento de ahí abajo le ha sentado fenomenal. Que siga la racha en San Mamés, con el viento sur de estos días o no.

Athletic – Villarreal 21/02 (21:00) J24
Levante – Athletic 26/02 (21:00) J25
Levante – Athletic 04/03 (21:00) Copa 1/2 Vuelta
Athletic – Granada 07/03 (21:00) J26
At. Madrid – Athletic 10/03 (19:00) J18
Celta – Athletic 14/03 (14:00) J27