Las angulas de la Ría: Pedro Barreiro, gerente del Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia

En la ría del ocio estamos dedicando diferentes espacios, tanto de la revista como de la web, a dar voz a nuestras angulas galardonadas a lo largo de la historia de los premios. Queremos saber cómo han vivido sus sectores esta pandemia, qué aspectos negativos y positivos destacan, cuáles han sido las consecuencias, cómo prevén sus planes profesionales tras el Covid-19 y qué mensaje les gustaría hacer llegar a nuestros lectores.


Desde su punto de vista ¿cómo considera que ha vivido su sector profesional la pandemia? Aspectos positivos, negativos, consecuencias..

Los aspectos negativos, fundamentalmente en la salud, son de sobra conocidos. Para las empresas y organismos gestores de aguas urbanas esta pandemia ha supuesto sin duda un reto y una oportunidad de mejorar. Dado que somos un servicio prioritario para la población, desde el principio nos vimos en la necesidad de ampliar y diversificar nuestros sistemas de atención telemática con la clientela. Fuimos también de los primeros en establecer medidas de seguridad en las oficinas y controles en los accesos a nuestras instalaciones. Hemos incorporado rutinas que se quedarán porque redundan en la seguridad de nuestro personal y de las personas que acuden al Consorcio de Aguas. Por otro lado, seguimos colaborando en la red de vigilancia de las aguas residuales para tratar de establecer un sistema de alerta temprana ante determinados niveles de material genético Covid-19 en las aguas de saneamiento.

 

¿Cómo prevé sus planes profesionales tras el Covid-19?

Como he apuntado, hay formas de trabajar que se van a mantener, la administración electrónica es una realidad que debe implementarse y mejorarse, con el objetivo de prestar una atención de calidad a las personas usuarias en cualquier circunstancia. Por otro lado, estamos trabajando en varios proyectos de investigación avanzada con el objetivo de poder optar los fondos Next Generation, con el objetivo de atraer inversiones al sector del agua, un sector que sigue requiriendo de enormes inversiones tanto en abastecimiento como en saneamiento.

 

¿Qué mensaje le gustaría trasladar a los lectores y seguidores de la Ría del Ocio y a la población en general?

Es en las situaciones problemáticas y difíciles en las que aprendemos, si todo nos viene de cara, nos relajamos en seguir mejorando y somos más conformistas con el esfuerzo. Esta pandemia ha supuesto una revolución en muchos aspectos, ha sido durísima para muchas personas, pero creo que también ha servido de revulsivo para empezar a hacer las cosas de otra forma y avanzar en muchos sectores, también en el del agua.