La ruta de la costa de Noja

Susana Tobarra

El verano se ha hecho esperar en el Norte, no hemos tenido tiempo realmente veraniego, con sol y calor hasta finales de agosto. Pero parece que ha llegado para quedarse una temporadita. Así que, aunque estemos volviendo al curso y a la rutina, no podemos dejar de aprovechar los fines de semana para hacer alguna escapadita y aprovechar esta cálida climatología que no suele ser habitual por estos lares.

Como siempre, Cantabria es una buena alternativa por su cercanía, para no perder mucho tiempo en viajes cuando no disponemos de demasiados días y por su gran cantidad de atractivos. Uno de ellos es Noja, un destino turístico ideal, del que yo, personalmente nunca me canso.

Además, del ambiente que ofrecen sus múltiples terrazas para tomarnos unos potes o comer algo, uno de sus principales atractivos son sus playas, la del Ris y la de Trengandin, en unos entornos naturales únicos.

La playa del Ris nos lleva hasta la Ria de Joyel, dónde, con marea baja, podemos darnos un paseo por sus marismas, que son espectaculares. Las marismas de Joyel y Victoria componen el humedal más importante del norte de España y una de las vías migratorias de aves más frecuentada de Europa. Recorrerlo al atardecer nos aportará una experiencia relajante y enriquecedora.

La misma playa es una preciosidad, con sus dunas de arena fina, rocas, islitas y aguas claras y cristalinas, ideales para darse un baño con estos calores. Si te gustan los deportes acuáticos tienes varias empresas que te facilitan practicar alguno como kayak o surf.

Más bonita es aún la de Trengandin, una amplia playa de arenas doradas envuelta en un verde paisaje. Es ideal con marea baja cuándo se ven las formas de sus rocas y se crean agradables pozas dónde darse tranquilamente un baño.

LA RUTA DE LA COSTA

En nuestra visita de este año a Noja uno de los descubrimientos que más nos ha gustado es la Ruta de la Costa de Noja, entre las playas del Ris y Trengandin.

Un pequeño recorrido de apenas 6 kilómetros, pero repleto de atractivos naturales para disfrutar de la belleza de esta costa. Preciosos acantilados, hermosos pinares y espectaculares y tranquilas calitas donde pasar un agradable rato prácticamente en soledad, sin las aglomeraciones que pueden presentar otras playas en algunos momentos.

Es obligatorio detenerse un rato a contemplar el mar en la Punta de la Mesa, importante saliente de roca que conforma un mirador perfecto.

La ruta está señalizada y muy bien explicada, por lo que es muy fácil seguirla y conocer su riqueza natural e histórica.

CAMPING PLAYA JOYEL

Una muy buena opción de alojamiento es el Camping playa Joyel, especialmente si vas con niños. Además de las parcelas y unas instalaciones de primera, sus Bungalows son muy cómodos y están impecables. Está integrado en el parque natural de las marismas, tiene acceso directo a la playa y se encuentra a un corto paseo del centro del pueblo.

Otro de sus principales reclamos es su parque de animales. Entre otras especies podemos admirar vacas autóctonas, toros, patos, cabras enanas, ciervos, cerdos, pavos reales, avestruces, gallinas y demás. Muchos de ellos se encuentran libres por lo que podemos interactuar con ellos e, incluso, darles pan para comer.

No siempre está abierto, así que es importante consultar horarios previamente, para no quedarse con las ganas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *