La charcutería alemana La Moderna se muda

Redacción: Alba Martín

Fotografía y vídeo: Unai Alarcón

Después de estar doce años en la esquina del Ensanche con Colón de Larreátegui, los Thate trasladan La Moderna a Colón de Larreátegui, 25. La historia de estos conocidos “bilbainos alemanes” continúa forjándose en este nuevo establecimiento.

En el local se pueden ver diferentes banderas del Athletic. Una incluso viste al cerdo que da la bienvenida a los clientes. Además, una de las placas que nombran las calles de Bilbao, pero que cita “Paseo Hermanos Thate”, preside el mostrador. En la entrada, por último, hay fotos de familiares -entre ellos sus abuelos-, tarros de ricos productos como espárragos o cocidos, y un mueble estrella. Enrique Thate, que forma parte de la tercera generación de esta conocida familia, cuenta que “este es un mueble de un caserío de Zarátamo” que recibieron de unos familiares de su cuñado. Al verlo pensaron en pintarlo acorde a la tienda “para darle un toque bilbaino”. Este está destinado únicamente a exponer diferentes tipos de mostazas.

La tienda anterior, tal y como cuenta Enrique, se les había quedado “un poquito justa”. Comenta que era preciosa y diferente, pero tenía que “ir a más” para que la gente estuviera más cómoda, para que ellos trabajaran más a gusto y ahora, con el tema del Covid, que se pudieran mantener mejor las distancias y las diferentes medidas de seguridad.

Ellos siguen aportando lo que tanto les caracteriza: toda la fabricación de embutidos, de ensaladillas, de fiambres, salsas, productos alemanes y vascos, txakolis, vinos… Enrique lo define como una especie de” supermercado delicatesen”, pero siempre basándose en su producto, que “es la diferencia con otros locales” y que supone “una pequeña aportación para internacionalizar Bilbao en el sector alimentario”.

Las salchichas son el producto que más se vende, en todas sus variedades, y el pastel de carne, típico de Baviera y que es un producto importado de allí, también es un éxito. Esto se acompaña de cervezas, de salsas, mostazas… todo lo relacionado con esas salchichas y fiambres.

Una de las zonas más llamativas del nuevo local de La Moderna está al fondo a la derecha: “Hemos querido hacer un pequeño museo en honor a K-Toño, bilbaino de pro y conocido por todos, que falleció hace dos años y era muy amigo de los Thate”, cuenta. La familia expone ahora en La Moderna una exposición que cuenta con varios cuadros del artista. La zona acoge el nombre de “El rincón botxero”, en recuerdo de este gran dibujante. También se pueden ver diferentes botellas de cerveza, un producto muy germano: “Cuando se solucione todo esto, haremos degustaciones de embutidos, de fiambres… en este espacio. Esto es algo que diferencia a este establecimiento del anterior”, destaca Enrique.

Entre todos los cuadros que componen esta especial exposición, Enrique muestra uno con especial ilusión: “Este nos lo hizo K-Toño cuando pasamos de la tienda de Astarloa a la de la esquina del Ensanche, y muestra a toda mi familia”, expresa mientras muestra una caricatura en la que aparecen sus padres, sus hermanos y él.

Así, los Thate acogen a sus clientes desde hace escasos días en Colón de Larreategui, 20. Ellos continúan ofreciendo sus productos de siempre con la cercanía y amabilidad que les caracterizan. ¿Su deseo? Que los clientes se acostumbren pronto a la nueva localización y que sigan generando historia muchos años más. Prost!