El Kasko homenajea a la cultura en su 25º aniversario

Desafiando a todas las supersticiones, ayer, martes 13 de julio, el restaurante Kasko celebró su cuarto de siglo con un homenaje a la cultura al son del jazz. Hace 25 años que este local abrió sus puertas, y ayer fue el día de celebrar que sigue siendo un punto de encuentro para los bilbainos.

El Kasko, conocido como el local del piano, cuenta con el diseño del arquitecto Emilio Puertas, encargado de la reforma del Mercado de la Ribera. En él se funden la piedra, el hierro y la madera. Del techo cuelgan varias esculturas en forma de pez de la artista Dora Salazar, y en las paredes se exponen diferentes pinturas y retratos de diferentes artistas de la zona.

Ayer a las 19.00 horas, diversas personalidades vinculadas al mundo de la cultura decidieron acercarse al Kasko para disfrutar de una tarde agradable capitaneada por Natxo López San Martín, uno de los gerentes, al ritmo de la música jazz ofrecida por Rafa Aceves, el pianista del local, Irrintzi Ibarrola, Hilario Rodeiro, Marcelo Escrich y Jorge Gros. Entre los asistentes estaban la escritora Toti Martínez de Lezea, el artista José Antonio Nielfa «La Otxoa», el cineasta Pedro Olea, el concejal de Cultura Gonzalo Olabarria y Cristina Bañales. A ellos se sumaron la presidenta de la Asociación de Comerciantes del Casco Viejo Rosa Pardo, la anterior presidenta Eider Txarroalde y la gerente Janire Torvisco; los periodistas Joseba Solozabal (Tele Bilbao), Txema Soria (El Correo), Jon Mujika (Deia), Nekane Lauzirika (Deia) y nuestro director Arturo Trueba, organizador del evento. Tampoco quisieron faltar Jordi Vinaixa, Julia Diéguez, Jose Mari Amantes, Fermín Galindo, Javier García, José Antonio Sojo «Mazoski», Nati Ortiz de Zárate y el directivo del Athletic Goyo Arbizu, entre otros.

Así se homenajeó a un local que lleva 25 años siendo un lugar de referencia en el Botxo y que cuenta con la fidelidad de los bilbainos.