El Bilbao Triathlon celebra su décimo aniversario

El Bilbao Triathlon lleva a cabo su décima edición el sábado 18 de septiembre.

Tras ser el único evento deportivo de ciudad que se celebró en 2020 en Bilbao, este año repite la ejecución de un protocolo anti-Covid para su celebración. Así, consigue ser el único triatlón de Bilbao-Bizkaia que reúne a la élite masculina y femenina de su categoría.

SEDE BLINDADA

Por segundo año consecutivo, los aficionados no pueden ver los entresijos del centro neurálgico ni acompañar de cerca a los participantes en la zona de boxes y la salida y llegada. La prueba arranca con un estricto control de seguridad y sanidad para acceder a la sede bilbaina por parte de todos los participantes y organizadores. Una vez dejado todo el material en boxes, con amplias distancias entre participantes y mascarillas obligatorias en todo momento hasta el instante en el que se da la salida de la décima edición.

Los deportistas procedentes de todo el Estado pueden disfrutar nadando en la Ría con la afición animando en ambas márgenes; recorriendo las preciosas carreteras de las cercanías de la capital vizcaina en un recorrido de bici que el año pasado enamoró a todos los participantes; y por último recorrer el centro pasando por puntos ya icónicos como la araña del Guggenheim. Se solicita que todos los asistentes que se coloquen a lo largo del recorrido cumplan las medidas sanitarias vigentes y respeten las distancias de seguridad.

Tras completar los 1,9km del sector de natación los participantes deben volver a los boxes para lanzarse a pedalear una gran parte de Bizkaia, en un recorrido ciclista puro pensado en crear menos tiempo de afecciones a todas las poblaciones al ser a una sola vuelta de 83kmLa salida de Bilbao ocupa las calles de la ciudad apenas una hora entre las 15:15 y las 16:15 horas. Esto afecta en dirección salida Ribera de Botica Vieja, Avenida de las Universidades, Campo de Volantín y Avenida de Zumalakarregi hasta la N-634 dirección Etxebarri y Galdakao.

A partir de aquí la carrera ocupa siempre el carril dirección de la marcha, dando sólo paso alternativo en los cruces y puntos afectados, pero prohibiendo incorporarse al circuito vehículos ajenos a la organización. El nuevo circuito permite adentrarse en el territorio histórico por las rutas cicloturistas y mostrando un paraje muy apreciado por los ciclistas de todo el mundo.

Tras Galdakao la prueba enfila hacia Larrabetzu para subir al principal escollo de montaña de esta edición, el popular alto de Morga. Este puerto de 4 kilómetros al 6% y tramos por encima del 9% en el kilómetro 25 sustituye al histórico El Vivero, dejando su seña de la dureza de las carreteras vizcainas. En un recorrido con 855 metros de desnivel positivo total, este puerto vale para establecer las principales diferencias entre los favoritos.

Tras transitar prácticamente por todo Mungialdea (Fruiz, Meñaka, Maruri, hasta Unbe) llegamos al entorno urbano por la UPV y Astrabudua; para llegar a la recta de la Ría en Erandio. Por esta carretera se vuelve a Bilbao, concretamente a la explanada del ItsasMuseum. La distancia entre el primero y el último en este retorno a Bilbao será ya cercano a las 3 horas, entre las 16:30 y las 19:00 horas.

Por último, los triatletas tienen que dar 3 vueltas al circuito de carrera a pie y así completar la media maratón que determina los nuevos txapeldunes del Bilbao Triathlon y del Campeonato de España. Se espera que los primeros competidores lleguen a la meta a partir de las 18.30 horas. Además, para menor afección a la ciudadanía, no se ocupa este año la margen derecha ni se bloquean los principales puentes de la ciudad. Los deportistas deben ir por la margen izquierda de la Ría por todo el paseo de Abandoibarra, por lo que vuelven a pasar por puntos tan emblemáticos como el Puente Euskalduna y la araña del Museo Guggenheim.