El Ayuntamiento de Bilbao finaliza las obras de reurbanización de la calle Erdikoetxe en Ibarrekolanda

El Ayuntamiento de Bilbao, inmerso en el proceso de mejora continua de los barrios, ha abordado en los últimos cuatro meses la reurbanización de la calle Erdikoetxe en Ibarrekolanda. En este sentido, se han renovado tanto las aceras como la calzada y se han ejecutado orejetas en los pasos de peatones, con el objetivo de dotar de mayor seguridad el tránsito peatonal.

Se ha redefinido, además, la circulación viaria. Con los cambios introducidos en el tramo de la calle Erdikoetxe, situado a cota inferior, se accede con vehículos únicamente desde Larrakotorre (siendo la salida a la calle Luis Braille). Mientras que en el tramo de Erdikoetxe situado a cota superior el acceso de vehículos se realiza desde la calle Benidorm con salida hacia Larrako Torre.

Derivado de esto, también se ha modificado el entronque entre las calles Pintor Etxenagusia y Larrako Torre, eliminando el carril que da acceso a la segunda desde la primera. Un espacio que se ha aprovechado para habilitar más plazas de aparcamiento.

Además, se han trasladado los dos semáforos existentes en la calle Larrako Torre ajuntándolos a la nueva geometría viaria del entorno.

La obra ha permitido también actualizar los servicios urbanos. Entre otras cuestiones, la mejora de los servicios ha consistido tanto en la renovación de la red de agua potable como de la red de pluviales y fecales de la calle.

La obra, que se ha abordado durante los últimos cuatro meses, ha supuesto una inversión municipal de 586.889,74 euros.

Plan Auzokide

La actuación en Erdikoetxe se enmarca en el Plan Auzokide para la mejora de los barrios, una de las herramientas más importantes de participación ciudadana con las que cuenta el Ayuntamiento de Bilbao.

El presupuesto es repartido por igual entre los ocho distritos de Bilbao, a razón de 1,5 millones de euros por distrito y año. Y, gracias a este plan, se articula la ejecución de obras y actuaciones de mejora en calles y barrios priorizadas por la propia ciudadanía, agentes políticos y sociales de Bilbao a través de los Consejos de Distritos de la Villa.