Cinco artistas expondrán en verano sus obras en Bilbaoarte

El Ayuntamiento de Bilbao, a través de la Fundación ‘BilbaoArte Fundazioa‘, ha dado a conocer las 5 personas, María Ibarretxe, Susana Talayero, Charo Garaigorta, Eduardo Sourrouille y Helena Goñi, que han sido seleccionadas entre las y los artistas que han formado parte de la macroexposición descentralizada Soplo. Arnasketa Saiakerak. Sus obras han sido elegidas entre los trabajos de 25 artistas y proyectos que ha abordado diferentes aspectos sociales, económicos, políticos y artísticos que la pandemia ha originado. Las propuestas ganadoras podrán volver a visitarse durante este verano en la Sala Urazurrutia, y las artistas recibirán cinco premios valorados en 5.000 euros.

La macroexposición fue el resultado de la convocatoria de “Artistas contra el Coronavirus-Tras la tormenta”, que se publicó junto otra titulada Entre silencios, en junio de 2020, con un valor total de más de 100.000 euros. Ambos proyectos formaron parte del plan #BilbaoAurrera2020, cuyo objetivo era amortiguar los efectos de la crisis provocada por el COVID-19. Tras los objetivos cumplidos, el Ayuntamiento ha puesto en marcha un nuevo plan extraordinario, denominado #BilbaoAurrera2021, que da continuidad al trabajo desarrollado durante los últimos meses. Con un presupuesto total de 15,1 millones de euros.

PROYECTOS GANADORES:

  • Helena Goñi: Desescalada walks 2020. Serie de fotografías realizadas en las primeras fases de desescalada siguiendo un mismo recorrido por la ría.
  • María Ibarretxe: Green Songs, pequeños exorcismos clorofílicos. Un tiempo para observar y escuchar a las plantas, supervivientes del estado de alarma y al mismo tiempo compañeras y confidentes en la quietud de la soledad.
  • Susana Talayero: Presagios que nos circundan. Ejercicios de montaje en torno a un dibujo y sus extensiones residuales sobre una pared.
  • Charo Garaigorta: 1/400, la presencia inadaptada. La precariedad de su postura y la literatura amenazante de sus formas, argumentan un suceso.
  • Eduardo Sourrouille: Un chant d’amour.  Plantea una serie fotográfica escenificada que muestra una reflexión melancólica de la pareja, de la comunicación, el aislamiento, el deseo, la frustración y de la incidencia de un tercer sujeto.