Bilbao y Barakaldo conectados por un nuevo bidegorri

Un nuevo Bidegorri entre Bilbao y Barakaldo conectará las vías ciclistas que ya transcurren por las dos ciudades, uniendo los barrios de Zorrotza, Burtzeña y Lutxana. El proyecto contará con 1.156.758 euros de la Diputación Foral y estará en servicio en 2023.

La nueva vía ciclista tiene como objetivo facilitar los desplazamientos seguros en bicicleta entre ambos municipios y a lo largo de toda la margen izquierda de la ría. El bidegorri comenzará junto al polideportivo de Zorrotza, conectando con el carril bici Olabeaga-Zorrotza en la calle Clara Campoamor, para incorporarse después a la plataforma de la N-634. En Barakaldo, el bidegorri abandona la N-634 y discurre por la calle Zumalakarregi, que reduce a uno los dos carriles actuales para el tráfico motorizado, manteniendo las plazas de aparcamiento y las aceras para peatones.

La vía ciclista continúa a lo largo de esa calle, cambiando a la margen izquierda de la calzada en un tramo de 500 metros, para evitar interferir con una parada de autobús, accesos a garajes y cruces de calle. Junto al parque de Serralta, el bidegorri conecta con la vía ciclista de la Dársena de Portu.

El bidegorri tendrá una longitud de 1.766 metros, de los cuales 338 discurren en el término municipal de Bilbao y 1.428 en el de Barakaldo. En cuanto al presupuesto y los plazos de obra, el tramo que discurre por Bilbao cuenta con un presupuesto de 241.726 euros y un plazo de tres meses. El presupuesto del tramo de Barakaldo es de 915.032 euros y un plazo de obra de ocho meses.