Bilbao celebra el Día Internacional del Libro 

Redacción: Erika Álvarez

Imágenes: Unai Alarcón

Con la ilusión y las ganas de siempre, las librerías bilbaínas han salido hoy a la calle para celebrar el Día del Libro. Así, Bilbao ha congregado a los amantes de la lectura en doce casetas situadas en la calle Pedro Ibarretxe. 

Este mediodía se ha llevado a cabo la inauguración del evento, en el que han participado la alcaldesa en funciones, Amaia Arregi, acompañada por distintos representantes municipales y del mundo de la cultura bilbaína. También han estado presentes el presidente de la Asociación de libreros de Bizkaia, Kepa Torrealdai, así como autores de reconocido prestigio como Jon Arretxe, Txani Rodríguez y Toti Martínez de Lezea. 

Amaia Arregi ha insistido en la importancia de los libros y, además, ha recordado la ayuda que supuso la lectura durante el confinamiento: “Hace un año, los datos de lectura alcanzaron cifras históricas, y miles de personas consiguieron escapar, gracias a los libros, de aquella distópica situación de confinamiento que alteró nuestras vidas para siempre”. Además, la alcaldesa en funciones ha recordado que los libros nos esperan “como viejos amigos para hacer frente a la fatiga pandémica”. 

Toti Martínez de Lezea, por su parte, ha comentado con ilusión que, a pesar de la situación, se ha podido celebrar el acto y estar entre “compañeros y amigos”. También ha recalcado la importancia de conocer la literatura vasca y promocionar a los autores locales. “Nosotros, los vascos, hemos sido un pueblo que no ha escrito; nos han escrito nuestra historia”, ha indicado la escritora. 

Por otro lado, Jon Arretxe ha hablado del personaje de sus novelas, el detective Touré, que será el protagonista de una miniserie televisiva de seis capítulos. “He firmado el contrato con la productora esta semana, y estoy encantado de la vida”, ha comentado. El escritor, que da charlas en centros educativos, ha explicado cómo se puede hacer llegar la lectura a los más jóvenes: “Lo único que podemos hacer los escritores es escribir lo mejor posible, pero los profesores tienen que intentar elegir el libro más apropiado, porque sino es imposible aficionarse a la lectura”

En otro de los stands se encontraba Anton Arriola, promocionando El ruido de entonces, su última novela. “Es una historia sobre el secuestro y asesinato de Jose María Ryan, el ingeniero de la central nuclear de Lemoniz al que ETA asesinó días después”, ha explicado. Se trata de un libro sobre la realidad que vivió el escritor con 13 años, ya que Ryan era amigo y vecino de su familia. “Tengo muchos recuerdos y mucha documentación emocional, y he querido plasmar todo eso en la novela”, ha señalado. 

En esta tradicional jornada del libro, tampoco ha podido faltar Asier Muniategui, coordinador de las Ferias del Libro de Euskadi. Para él, se trata de un día de celebración, un buen momento para encontrar autores conocidos como María Dueñas, Reverte o Javier Cercas, y también escritores locales. Además, ha explicado que, a pesar de lo esperado en un primer momento, la pandemia ha provocado un aumento en el hábito del lector y un incremento en la venta de libros. 

Fernando Fernández, propietario de la Librería Etxean, también opina lo mismo: «La pandemia ha afectado positivamente a la venta de libros, ya que la gente se ha refugiado en ellos». A pesar del cierre perimetral, Fernández asegura que este día se venden «muy bien» los libros, aunque confiesa que supone un esfuerzo montar la caseta y recoger después todo. «Realmente lo hacemos por militancia literaria, porque sabemos que hay que estar en la calle».

Así, los amantes de la lectura pueden disfrutar de un Día del Libro con menos puestos de lo habitual, pero con cientos de historias que esperan ser leídas.