Vuelta a Euskadi en bicicleta por una causa solidaria

Iñaki Llano, un ciclista aficionado de Amurrio, Álava, ha decidido que este sábado, 5 de septiembre, dará la vuelta a Euskadi pedaleando en menos de 24 horas. Esto es una distancia de 480 kilómetros con más de 10.000 metros de desnivel. Se trata de un duro reto que se planteó hace poco más de un mes para ayudar a la investigación de la ataxia telangiectasia, una enfermedad rara y neurodegenerativa que cuenta con dos chicos afectados en Álava, y unos 30 en todo el Estado. Llano lleva ya casi 1.600 euros recaudados, vendiendo kilómetros a 5 euros, a través del reto publicado en la plataforma Migranodearena.

Su propia historia de superación personal le llevó a plantearse el reto. Llano asegura que en los últimos años ha vivido «una crisis personal» en la que ha adelgazado «más de 57 kilos». A esto añade que la bicicleta le ayudó «a salir de ese bache y a estar feliz de nuevo».

Gracias a este tipo de iniciativas solidarias particulares, Aefat, la asociación que agrupa a las familias afectadas en España, sigue financiando un proyecto de investigación en la Clínica Universidad de Navarra que podría dar con un tratamiento para esta enfermedad sin cura. Ante la pandemia y la cancelación de eventos solidarios, la asociación ha visto reducidas sus posibilidades de recaudación. La ataxia telangiectasia causa una grave discapacidad progresiva, inmunodeficiencia y más probabilidad de sufrir tumores.

Llano asegura que siempre le ha gustado ayudar. Cuenta que tiene un amigo y pariente con un hijo pequeño al que le diagnosticaron la enfermedad hace unos meses. Así, este ciclista solidario pedaleará por él y por todas las personas que padecen ataxia telangiectasia.

Cabe destacar que Llano ha conseguido varios maillots de ciclistas conocidos y clubes de la zona que se sortearán entre los donantes que participen a través de las cuentas de Instagram y Facebook de Aefat esta semana. También varias empresas de la zona han realizado donaciones para colaborar con el reto solidario. El ciclista contará con coche de apoyo y de voluntarios colaboradores en su recorrido, que pasará por las tres capitales vascas, y también se unirán en algún tramo los padres de los dos menores afectados con ataxia telangiectasia en Euskadi.