Vacaciones de andar por casa con 111 planes y muchos más

Este contenido forma parte del número 1056 de La Ría del Ocio, publicado el 25 de marzo de 2021


Arturo Trueba

Todo es susceptible de mejorar, aunque algunos dirían que de empeorar también. Es preferible quedarse con lo primero. Por ejemplo, hace un año nos encerramos en nuestras casas con la incertidumbre de qué pasaría en unas semanas y llegaron las certezas de una pandemia que avanzó exponencialmente. Nos quedamos sin vacaciones de Semana Santa y encerrados durante un periodo que nadie podía haberlo imaginado. Fue la época de los dramas, sacrificios, salidas con cuentagotas y más que justificadas, de los balcones y los aplausos, del teletrabajo, de observar cómo la naturaleza y la fauna tienden a recuperar espacios en tiempo récord… ¡y de tantas cosas!

Un año más tarde estamos con las mascarillas puestas, limitaciones de horarios, todavía con dramas… pero podemos salir a la calle y movernos por todo Euskadi. Aldo es algo, o mucho para lo que tuvimos. Por el camino hemos perdido demasiado. Con la esperanza de que se acelere el ritmo cansino de las vacunaciones y que nos ayude a «normalizar» nuestras vidas lo antes posible. Pero ahora toca disfrutar, con las precauciones debidas de lo que tenemos a nuestro alcance. Son vacaciones de andar por casa, de poder hacer escapadas de pequeño y mediano recorrido, pero que nos permiten redescubrir nuestro entorno y apreciar buena parte de esas prestaciones que tanto valoran los turistas. Esta vez los turistas somos nosotros. En la ría del ocio hemos preparado un número con 111 planes, sugerencias para disfrutar de la cultura, la gastronomía, el comercio, de nuestros espacios naturales, del deporte, de nuestros monumentos, arte, costumbres y de nuestros pueblos y ciudades. Siempre hay algo que no habíamos hecho, visto, experimentado o descubierto. Y lo tenemos al lado, a veces a la vuelta de la esquina. En realidad, nos han salido muchas más propuestas que las anunciadas. Así que quien quiera tener unas vacaciones activas, entretenidas y variadas, puede encontrar alguna sugerencia que le llame la atención. Y así, de paso, apoyamos a los nuestros.