Una dosis de ilusión, alegría y orgullo

El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, ha presidido hoy en el Ayuntamiento, la recepción oficial al Athletic Club, un acto sencillo y “casi íntimo pero cargado de emoción y simbolismo por las barreras impuestas por el virus COVID-19, con el que se ha querido agradecer, en nombre de toda la sociedad bilbaina, esta nueva dosis de ilusión y alegría al ganar, una vez más, la Supercopa.

Acompañado de una representación del Consistorio, y en el Salón Árabe, el salón de los grandes acontecimientos de la Villa, los protagonistas en nombre toda la plantilla rojiblanca han sido el Presidente y Vicepresidente del Club, Aitor Elizegi y Mikel Martinez, junto a José Angel Iribar, el entrenador Marcelino García y los capitanes Iker Muniain, Oscar de Marcos,  Iñaki Wiliams, Raúl García y Mikel Balenziaga.

En esta ocasión, como ha explicado el alcalde, no se han podido hacer celebraciones especiales ni multitudinarias, “como nos gusta hacer en Bilbao a lo grande, ni salir al balcón engalanado para agradecer a la afición y a todos los bilbainos y bilbainas, el incondicional apoyo a nuestro Athletic, ni sacar la gabarra por la Ría…Pero ya llegará el momento”.

“Hoy nos toca –ha precisado-  ser nuevamente un ejemplo de austeridad y respeto absoluto a la  época sanitaria que nos toca vivir. Con una recepción sencilla pero llena de ilusión en nombre de cada uno de los bilbainos y bilbainas. El triunfo del Athletic, su garra, nos inyecta optimismo y alegría”, ha concluido.