Un horizonte más amplio


por Susana Tobarra


 

Poco a poco vamos saliendo de este duro confinamiento y se van ampliando nuestros horizontes a la hora de pensar en salidas y excursiones. Aunque todavía no podemos movernos de nuestro territorio en breves podremos ir un poquito más allá, a nuestras provincias vecinas. Por ello, en esta ocasión, voy a proponeros alguna salida por Bizkaia, pero, para ir abriendo boca, también por Araba y Gipuzkoa.

Comienzo por lo más cercano haciendo una reflexión. Cuando salimos por las calles de nuestra ciudad o de las cercanas en las que hacemos vida o trabajamos, vamos corriendo a todos lados, pensando en nuestras cosas, en nuestras tareas, sin detenernos a observar la belleza, la cultura, la historia que nos rodea. Eso, se lo dejamos a los turistas. Así que antes de salir, os voy a hacer una proposición, vamos a hacerlo con la mirada del turista. ¿Y cómo es esto? Con calma, mirando hacia arriba, hacia los lados, empapándonos de lo que nos rodea y descubriremos una apasionante nueva visión de nuestro entorno.

Para salir con nuestras “gafas de turista” hoy voy a hablaros sobre Durango. Esta vez vamos a conocer un poco más a fondo esta bonita y rica localidad, cabecera de la comarca de Durangaldea, una de las más bellas de Euskadi. El casco histórico de Durango fue declarado Conjunto Monumental el 14 de enero de 1997, esto ya nos da una pista de las maravillas que podemos visitar en esta villa de origen medieval con más de 700 años. Empezaremos nuestro recorrido en la Oficina de Turismo, situada en el Museo Kurutzesantu, que acoge la Cruz de Kurutziaga, crucero de extraordinaria belleza gótica de finales del s. XV o principios del XVI. Desde aquí nos dirigimos a la calle Kurutziaga donde encontramos los palacios Garai, Olalde y Gorostiza, la iglesia de los Jesuitas y la fuente monumental.

Durango-Bizkaia-Puerta-de-Santa-Ana
Durango

Nuestra próxima parada es la Basílica de Santa María de Uribarri, que ostenta la categoría de Monumento Nacional. Destaca su bello pórtico, el más grande del País Vasco. El interior de la Basílica merece una visita detenida. La Ezkurdi plaza vio acentuada su vida social y festiva con la llegada del ferrocarril en 1882. Desde finales del siglo XIX la burguesía local construyó aquí los hermosos edificios historicistas y regionalistas de la calle Zumalakarregi. Desde este punto, dirigimos nuestros pasos al Museo de Arte e Historia, museo que cuenta con unos fondos muy variados, recogiéndose elementos de interés histórico y obra artística moderna. También se exhibe una maqueta de Durango en el s. XV.

Otro edificio espectacular es el Ayuntamiento, del siglo XVI, es uno de los más antiguos de Bizkaia. Fue rehabilitado y ampliado en 1945, recuperando en su fachada una copia de las pinturas originales que recuerdan a la “Comédie Francaise”. No menos hermoso es Lariz Torre, palacio urbano renacentista de gran claridad constructiva y rica decoración. Y no podemos dejar de visitar el arco y la iglesia de Santa Ana, de estilo barroco. El arco es el único testimonio de las seis puertas con las que contaba la antigua muralla que rodeaba en tiempos pasados la villa. Junto a ella, la iglesia aunque sobria y severa, fue testigo durante mucho tiempo del mercado de la villa. Para ir terminando, nos acercaremos a Pinondo, uno de los entornos más bellos de Durango, junto al río Mañaria, Komentukalea o calle Conventos, dónde se encuentran el Convento de Santa Susana y el Monasterio de San Francisco, la iglesia de San Pedro de Tabira, el Landako Gunea, la ermita de la Magdalena y el Idolo de Mikeldi, escultura descubierta, hay teorías que sostienen que es del s. III a.C.

El Geoparque de la Costa Vasca

Nos acercamos a Gipuzkoa para disfrutar de una excursión diferente. Cambiamos la ciudad, la cultura y la historia de la humanidad, por la historia del planeta. El Geoparque Mundial UNESCO de la Costa Vasca es un pequeño territorio encajado entre el mar Cantábrico y las montañas vascas, conformado por los municipios de Zumaia, Deba y Mutriku. La Geología es la verdadera protagonista de un paisaje que guarda algunos de los episodios más impresionantes de la historia reciente de la tierra. Los 13 kilómetros de acantilados del Geoparque guardan una espectacular formación de capas de roca llamadas Flysch que, a modo de una gran enciclopedia, nos muestran más de 60 millones de años de la historia de la Tierra. Puedes caminar por estos acantilados o realizar una excursión en barco y viajar en el tiempo para descubrir, entre otros, la fina capa de color negro que evidencia el impacto de un gran asteroide y la gran extinción de los dinosaurios.

Podemos empezar en la Playa de Itzurun en Zumaia, donde disfrutaremos del increíble paisaje que ofrecen los imponentes acantilados del flysch y las impresionantes puestas de sol. La visita al Centro de Interpretación Algorri nos pemitirá conocer en profundidad todo este patrimonio natural y geológico de una forma didáctica y amena. El estuario del río Urola se encuentra en el límite oriental del Geoparque y conforma un lugar de alto valor ecológico incluido en la Red Natura 2000. Las dunas de la bonita y tranquila playa de Santiago contienen una importante variedad de plantas de interés. Hacia el interior, las marismas de Bedua son un pequeño y escondido paraíso para las aves migratorias, que encuentran aquí un lugar para descansar.

Sakoneta se encuentra en el corazón del Biotopo Protegido Deba-Zumaia. Es recomendable realizar la georuta de Sakoneta o una de las salidas guiadas programadas para ver la biodiversidad de la rasa mareal. Y si no dispones de tiempo suficiente, no dejes de visitar el fantástico mirador de Mendatagaina. Deba cuenta con valores geológicos, naturales y culturales que la convierten en un punto de obligada visita. En su abrupto litoral disfrutaremos de impresionantes acantilados formados por el conocido flysch negro del Geoparque. En Mutriku es imprescindible la visita al Centro de Interpretación geológica Nautilus para conocer el flysch más antiguo del Geoparque.

vitorialandaverde
Vitoria

Vitoria con mi perro

Por último, una propuesta que incluye a los peludos de la casa. Vamos a visitar algunos de los parques más bonitos de  Vitoria-Gasteiz acompañados de nuestros perros. En la capital vasca tenemos varias zonas naturales donde nuestros mejores amigos pueden incluso ir sueltos, estas zonas están claramente señalizadas. Por ejemplo, en el parque de Armentia, se trata de un extenso bosque natural de quejigo, situado entre el núcleo urbano y los Montes de Vitoria. En el parque de Armentia se han encontrado más de 634 especies diferentes de plantas y hasta una treintena de especies de pequeños pájaros. Un paisaje natural de ensueño para nosotros y nuestros perros.

El parque de Atxa-Landaberde (Zadorra) se sitúa al norte de Ibaiondo, entre la avenida del Zadorra y la margen izquierda del río. En el cerro de Atxa se sitúa el yacimiento arqueológico del poblado de Atxa, asentamiento de un poblado indígena de la II. Edad del Hierro (siglos IV y III a.C.) y campamento militar romano (siglo I d.C.), cuya excavación finalizó en 1988. La zona de entrada al parque se sitúa en una amplia atalaya desde la que se divisa una extensa panorámica hacia el norte. Las praderas y prebrezales de las zonas altas dan paso a bosques mixtos y quejigales, ya en las zonas más bajas. Hacia el río se han acondicionado algunas praderas naturales y se ha dado prioridad al restablecimiento y conservación de la ribera del río Zadorra en toda su extensión.

El parque de Salburua se encuentra al este de la ciudad. Toda la fauna que habita el humedal es de origen silvestre, excepto los ciervos que se han introducido específicamente para controlar la vegetación de las lagunas. El Parque de Salburua alberga uno de los humedales continentales más valiosos del País Vasco. Está clasificado como Humedal Ramsar de Importancia Internacional y Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) dentro de la Red Europea Natura 2000. Cuenta con dos observatorios de aves y un Centro de Interpretación de los Humedales situado en el moderno edificio Ataria.