Un corredor verde unirá Doña Casilda con el Parque Ametzola

El Ayuntamiento de Bilbao transformará la calle María Díaz de Haro en un gran corredor verde que unirá Doña Casilda con el Parque Ametzola, a través de La Casilla.

Se trata de un ámbito de actuación total de casi un kilómetro de longitud, con una sección de fachada a fachada de 25 metros.

Las obras se abordarán en fases. Así, en la primera se urbanizará el tramo final de la calle, en las manzanas comprendidas entre Simón Bolivar, Pérez Galdós, General Eguia y Atonomía. Una superficie cercana a los 9.000 metros cuadrados, de la que más de 6.000 serán destinados a nuevas zonas peatonales y verdes.

Esta fase de la obra contará con un presupuesto de 3.115.000 euros y un plazo de ejecución de catorce meses.

En la C/ María Díaz de Haro se pretende dar un carácter renovado, pero sin que pierda su esencia de vía eminentemente residencial con predominio del comercio local. En este sentido, se dará prioridad al viandante y al acceso a los locales en planta baja, por lo que «se establecerá el uso peatonal como prioritario, sin olvidar la necesidad del uso rodado, tanto de paso como de acceso».

Para ello, se reorganizará la sección de la calle, reduciendo la zona de calzada a un solo carril. Esto permitirá ensanchar las aceras hasta los 4 metros y medio y crear un gran espacio central como corredor verde. En él se ubicará un parque lineal en el que se habilitarán zonas estanciales y de paseo. Se prevé, asimismo, la instalación de una zona de juegos infantiles en el tramo central.

El diseño de este corredor verde, y más en concreto del parque en el que se va a ubicar, se aborda desde dos grandes premisas: incrementar la presencia de arbolado adaptado a la calle y la armonía entre vegetación y peatón.