Sala BBK acoge ‘Yo soy Pichichi’ para conmemorar el centenario de la muerte del legendario jugador

Un cabaret txirene, un musical para todas las edades que habla de un Bilbao que ya no volverá, un Bilbao de salones de música, cabarés y tugurios varios. Esta es la pieza con la que la Sala BBK inaugura esta vuelta a la Aste Nagusa. «Yo soy Pichichi» es una producción de Pabellón 6 que, por primera vez, cruza la ría y recala en la Gran Vía bilbaina para acompañar a los bilbainos durante toda la Semana Grande.

El espectáculo, apto para todas las edades, ofrece en hora y media una catarata de emociones, un intenso viaje que es capaz de tocar el corazón pero que es, ante todo, divertido y festivo.

Hechos reales en un musical con música y voz en riguroso directo; un concierto lleno de canciones conocidas en el que el público puede cantar y divertirse.

Esta obra está dirigida por Patxo Tellería. Cuenta con la escenografía de José Ibarrola y un elenco muy conocido por el público estatal: Lander Otaola, Ylenia Baglietto, Felipe Loza, Iñaki Urrutia, además del piano en directo de Naiel Ibarrola y la batería de Jon Fresko.