Recuperar el estilo

Lo malo de lo bueno es que el Athletic podrá preparar los partidos con más tiempo que lo hizo en la eliminatoria de Copa, que le supuso dejar varios puntos asequibles contra Alavés y Leganés. Pagó el precio de unos buenos enfrentamientos sin premio, por un gol, contra el Barcelona con dos empates a cero y un juego bajo mínimos, al menos cuando se enfrenta con equipos teóricamente inferior. En medio de los próximos cuatro encuentros los rojiblancos tendrán que afrontar una nueva pesadilla azulgrana. Continúa el atracón de citas contra el Barcelona para una digestión propia de un jurado de concurso de alubias bien cargado de sacramentos. En fin, caprichos de los calendarios y los bombos, así como un más difícil todavía en el Camp Nou. Antes San Mamés será el escenario del final de la primera vuelta de la Liga y el principio de la segunda, ante el Atlético de Madrid y el Sporting. Al menos tres de los cuatro partidos ligueros son en casa, donde el Athletic se muestra más fiable.

 

Plantilla justa

Una de las conclusiones que se han sacado en las tertulias rojiblancas -las de los medios y los expertos, y las de cuando se juntan más de dos seguidores rojiblancos- es que la plantilla es corta. Afrontó el doble duelo copero contra el Barsa de todas sus rutilantes figuras con siete bajas. Todo ello agravado por el poco respeto institucional que padece el club de Ibaigane, con un calendario que le hizo jugar dos partidos en 60 horas y otros dos con poco más. En esas circunstancias, y con un carrusel de bajas, altas sin rodaje y sanciones, cualquier resultado positivo hubiera rozado la sorpresa. La falta de aire se notó hasta en los desquiciantes saques de los corners. “Si algo pude salir mal, saldrá mal”, según la Ley de Murphy. En eso, se juntan el tumor testicular de Yeray, el cachorro que llegó como un cohete, y con una recuperación en principio también meteórica; la lesión del portero del futuro, Kepa Arrizabalaga, cuando había desplazado a los cedidos Remiro y Herrerín, deja la custodia de la portería a Gorka Iraizoz, en la cuenta atrás de su jubilación, con el quinto portero Unai Simón en el banquillo; la pubalgia de Sabin Merino y la baja forma de los que reaparecen de sus lesiones y ostracismo. Como “la tostada siempre cae del lado de la mantequilla”, más Murphy, Valverde ha visto como Aduriz, Raúl García y Beñat encadenaban tarjetas y sanciones, con mayor o menor justicia, con o sin indultos. Tampoco se percibe demasiada consideración arbitral. De fichajes y recuperaciones de cesiones no ha habido noticias hasta la fecha de publicación de este artículo. En estas condiciones, la labor del entrenador Ernesto Valverde es más que meritoria. Pero si miramos la clasificación de otras temporadas a estas alturas se puede ser optimistas.

 

29/01 – Athletic – Sporting (18:30h)

04/02 – Barcelona – Athletic (16:15h)

11/02 – Athletic – Deportivo (18:30h)

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies