Recuerdos musicales: tirando del hilo musical

Por Montxo Paz 

El inicio del estado de alarma, el pasado 14 de marzo, coincidió con el aniversario del nacimiento de Peter John Ollie Halsall (1949-1992). Inglés de Southport, este guitarrista ambidextro se convirtió en miembro fundador de Timebox (luego Patto). Cuando la banda se mudó a Londres en 1966, pronto comenzó a hacer giras con otras formaciones, como como The Kinks o The Small Faces.

La reputación de Ollie como guitarrista despegó en aquel tiempo. De hecho, llegó a formar parte de la lista corta que se barajaba para reemplazar a Mick Taylor en The Rolling Stones, puesto que finalmente ocupó Ronnie Wood. En 1973 se convirtió en miembro de la banda de The Soporifics, liderada por Kevin Ayers, lo que le permitió ser conocido en España, donde los hermanos Auserón y otros miembros de la movida eran fieles seguidores del característico sonido de Ayers.

Trasladado a Madrid a principios de la década de 1980, el destino quiso que llegara a formar parte de Radio Futura, donde en 1989 reemplazó al guitarrista Enrique Sierra, de baja por enfermedad. Pocos saben que Ollie fue el autor del pegadizo solo de guitarra de Veneno en la piel, el tema que dio título al quinto álbum de estudio del grupo. También tocó en directo con Ramoncín y Antonio Flores, además de colaborar en discos de Manzanita, Tino Casal, Cinemaspop y Callejones, entre otros artistas.

Halsall murió de una sobredosis de heroína el 29 de mayo de 1992, en su piso madrileño ubicado en la calle Amargura número 13. Dejó un álbum en solitario sin terminar, que contaba con la producción de Robert Fripp, el genial compositor de King Crimson. Hoy en día, Ollie está considerado una auténtica leyenda entre los aficionados a la guitarra y al Rock & Roll.

Tirando del hilo musical, decir que otro seguidor de Ollie fue el recientemente desaparecido Pau Donés, que se dio a conocer al gran público en 1996 con Jarabe de Palo y su primer disco, La Flaca. El peculiar timbre de voz de Pau hizo que muchas personas lo confundieran con Santiago Auserón -por aquel entonces en solitario como Juan Perro- y al que llegaron a pedir que tocase la canción que da nombre al disco en varios conciertos, con gran cabreo por su parte.

Un año después de su lanzamiento, la marca de tabaco Ducados eligió el tema principal como música de uno de sus anuncios y, de repente, toda España tarareaba aquello de «por un beso de la flaca daría lo que fuera». En 2016, ya diagnosticado de cáncer, Pau Donés publicó un libro autobiográfico, 50 Palos… y sigo soñando, en el que revela que el mítico tema de La Flaca está inspirado en una mujer real, llamada Alsoris Guzmán Morales. Actualmente afincada en Italia con su pareja y su hijo, y disfrutando de una vida humilde, Alsoris conoció a Donés en 1995 en La Tasca, una famosa discoteca de La Habana donde iba a bailar por las noches. Según reconoció Pau, fue un amor a primera vista; pero esa es otra historia. Doy fe.

 

Este y otros contenidos en el nuevo número de La Ría Del Ocio