Premios ‘Txirenes of the year’

 

Ya están aquí los premios ‘Txirenes of the year’. Estos premios reconocen la labor histórica de personas e instituciones que difunden la cultura y el nombre de Bilbao con orgullo y profesionalidad. Este año estos galardones, entregados por Bilbao Historiko (con Unai Aizpuru e Iker Urkidi a la cabeza) en el Teatro Arriaga , han ido a parar a la soprano Miren de Miguel y a la Federación de Coros de Bizkaia (BAE). La artista ha sido premiada por su  trayectoria musical, alejada de los cánones operísticos, pero llena de talento y espíritu polifacético. Al recoger el premio, De Miguel se ha preguntado si realmente lo merecía, para al final reconocer que sí que tenía alma «txirene», ya que siempre ha querido «cantar ópera», pero «haciendo siempre lo que me da la gana», con trabajo e ilusión, produciendo sus propias obras y reconociendo la influencia de la Villa en las mismas: «He crecido con el cancionero bilbaíno, y seguiré siendo bilbaína toda la vida». Ha acabado su intervención, llena de carisma y musicalidad, agradeciendo el apoyo de personas como su padre y su hermano. Del mismo modo, los representantes de la Federación de Coros de Bizkaia han querido dar las gracias a Bilbao Historiko y felicitarlos por su labor: «Seguiremos juntos, colaborando y cantando por las calles. Gracias también a los coros; esto es por ellos. Y a las personas que están presentes y han hecho esto posible». Con este premio se reconoce su gran labor cultural, pues llevan desde 1979 generando proyectos a través de coros y asociaciones que permiten revitalizar la cultura popular y recuperar las más bellas tradiciones de Bizkaia.

Además, el presidente de Bilbao Historiko ha querido recordar la importancia de dicha institución, que siempre ha tenido el objetivo de «tender puentes entre barrios históricos», y que este año ha recibido la visita de cerca de 2800 personas, y ha puesto en marcha diferentes exposiciones y más de treinta proyectos y programas. Esta cita ha servido también para celebrar el IX aniversario de la firma de la Carta Fundacional de Bilbao Historiko, cuyo esfuerzo por la dinamización de la tradición y la cultura sigue siendo una de de las señas de identidad de la vida de la Villa.