Ponce para enmarcar

Enrique Ponce ha vuelto a salir a hombros por la puerta grande de Vista Alegre. Ha sido su sexta ocasión. Dos orejas en un toro le fueron suficientes para ser una vez más el ganador sin discusión del Premio Hotel Ercilla al “mejor torero”. Bilbao le quiere y Enrique Ponce quiere a Bilbao.

Nueve han sido los días que Vista Alegre ha recordado al malogrado torero orduñes Iván Fandiño. En el cartel de las Corridas Generales, en el minuto de silencio, en los brindis de los toreros, ….su presencia, también, sobrevoló los numerosos y bien organizados coloquios y exposiciones taurinas.

En esta larga semana hemos visto muchas cosas y variadas. Además del merecido triunfo de Ponce, el joven peruano Roca Rey despuntó al cortar tres orejas en cuatro toros y conseguir el Premio que otorga la Peña Taurina al “mejor quite”. También, recordamos que la decisión del Presidente de la Plaza de Toros, Matías González, de no conceder la segunda oreja del Victorino a Manuel Escribano, truncó lo que podía haber sido el gran triunfo de las Corridas Generales.

Según el público asistente que vehementemente le recriminó su decisión, el torero lo hizo excelentemente. Recibió al toro a portagayola, lo lanceo bien, se jugó la vida con un par al quiebro por dentro, muleteo con las dos manos y mató con la “mejor estocada” de las Corridas Generales, premiada por la Peña taurina de Santurtzi.

Le siguieron en el fervor popular el clasicismo del toreo de Diego Urdiales que se llevó dos orejas para Arnedo, los jóvenes Garrido, Ginés Marín y Román sin olvidarnos de la veteranía de Antonio Ferrera o de Paco Ureña o de Curro Díaz. Todos cortaron oreja. No estuvieron a la altura esperada El Juli y Alejandro Talavante.

También, Torrestrella sobresalió entre las ganaderías al hacer doblete de premios. Se ha llevado el Premio a la “mejor ganadería” que concede la Junta Administrativa y su toro Apocado el Premio al “mejor toro” que otorga el Club Cocherito. Sin embargo, fracasaron Jandilla y Puerto de San Lorenzo.

Tampoco ha faltado en esta edición la presencia de opositores a las corridas de toros. Pese a su esfuerzo, su amplia campaña publicitaria- con carteles, mensajes en las redes sociales y asistencia de grupos hermanados de otras regiones-, apenas consiguieron concentrar el penúltimo día de la semana a unos pocos cientos de personas, mientras que en Plaza de Toros, en esos momentos, había más de diez mil.

Del Rey emérito a la rojigualda

En esta edición, en Vista Alegre, ha habido otras imágenes para el recuerdo. El viernes, el Rey emérito Juan Carlos de Borbón, al igual que lo había hecho el año anterior, estuvo presente en uno de los palcos. Salvo unos pocos pitos, fue bien recibido por los asistentes y brindado por los tres toreros.

Aprovechando la ocasión, Cayetano Ordoñez, imitando a su padre Paquirri y a su hermano Rivera Ordoñez que, también, lo hicieron en nuestro ruedo, sacó unas banderillas con los colores rojigualdas. En el fulgor de la artificial y provocada polémica- entre silbidos, aplausos enfervorizados y discusiones-, el banderillero Iván García colocó dos soberbios pares que le hicieron ganar el Premio al “mejor par de banderillas” que concede el Club Taurino de Bilbao.

Recuperar el pulso y el prestigio

2017 no ha sido un año para echar cohetes pero se ha rozado el “bien”. Ha asistido más público que el año anterior, ha habido más ingresos- a pesar de bajar el IVA-, los apartados han estado llenos y se han cortado diecisiete orejas. Sin embargo, hay debes importantes: No hemos visto “el toro de Bilbao”, no hemos visto a las figuras torear toros encastados, a pesar de los altos salarios que perciben, y no hemos visto grandes entradas.

Tras varios años de negrura, la afición ha vuelto a creer que Bilbao puede recuperar el pulso perdido. El fiable concejal y capitán de la marina mercante Ricardo Barkala ha asegurado que a partir de 2018 habrá mejoras sustanciales- esperamos que, también, baje los precios de las entradas-, y una nueva forma de gestionar nuestros intereses taurinos y nuestros bienes públicos. Nuestra plaza necesita ponerse al día como ya lo han hecho nuestros Clubes y Peñas taurinas.

Con este sentido de ligazón entre lo taurino y nuestra villa, el escritor y periodista bergarés Juan Luis Bikuña recibirá en primavera el premio “Juan Ramón Ibarretxe-Bilbao y los Toros”, en su octava edición.

  1. Salaverria

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies