Pitada final

Los rojiblancos perdieron merecidamente su último partido contra un Espanyol muy superior. Los ingredientes del fiasco fueron los que se han conocido a lo largo de la temporada: habitual falta de juego, previsibles movimientos, lentitud en las transiciones, debilidad en las dos áreas, fracaso de los mediocentros, sistema errático, el balón parado sólo peligroso a favor del contrario, negados con el gol en San Mamés, equipo gastado y envejecido. Se podrían introducir otros muchos ingredientes en esa coctelera capaz de proporcionar unos tragos tan desagradables. La pitada de unas gradas medio vacías fue de aúpa. Ziganda habló de un aviso para el futuro sobre lo que pueda pasar en sus declaraciones postpartido, en las que se mostró autocrítico pero dejó entrever que las cosas pueden ir peor al Club. El fantasma del descenso.

Está claro que, a la vista de los hechos, la sustitución del entrenador se tenía que haber llevado a cabo cuando todavía se podía salvar la temporada. La afición guardaba buen recuerdo del Kuko jugador, pero… sin juego ni resultados en Liga, eliminados en Copa por un Formentera que ha descendido a tercera división y una imagen decepcionante en Europa, la decisión se pudo tomar en otoño. Sí lo hicieron, en cambio, el Alavés, que salió del descenso y escaló en la clasificación al apostar por Abelardo. También mejoró la Real Sociedad con Imanol, al que ahora relevará el exitoso entrenador del Leganés, Asier Garitano. Para más inri, el Athletic ha terminado como el peor equipo vasco, a pesar de ser uno de los más ricos de la Liga, tener un campo envidiable y una numerosa masa social.

Renovarse sin Europa 

El presidente Josu Urrutia ya anunció que sustituiría al navarro al final de esta campaña. Todos los medios hablan de Berizzo, de la escuela de Bielsa y que deslumbró con su labor en el Celta, aunque no pudo triunfar en Sevilla, lastrado por una enfermedad de la que se recuperó. Su nombre sonó hace un año, junto a Quique Setién. El reto es grande para el nuevo entrenador: confeccionar una plantilla competitiva con los jugadores actuales, menos Kike Sola y Saborit, que no han sido renovados; los fichajes realizados en diferido, los que vengan (a saber…), los cedidos y los que suban del Bilbao Athletic. Deberá seleccionar y descartar, sin el aliciente europeo.

Quienes todavía pueden dar alguna alegría son los juveniles y equipo femenino que siguen adelante en la Copa, con el Bilbao Athletic a la espera de un milagro para seguir en el Play Off de ascenso a Segunda. Hay esperanzas en el futuro de jugadores como Iñigo Vicente, Guruzeta, Andoni López o los juveniles Sancet, Azkona y Asier Córdoba, hermano de Iñigo.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies