Navidades al cien por cien

CASI TODAS LAS ESTACIONES PONDRÁN EN MARCHA TODAS SUS INSTALACIONES

Andorra es uno de los destinos preferidos de los vascos cuando se trata de estancias más largas que un fin de semana. Ordino Arcalís estará a plena disposición. Es una estación muy atractiva, una de las más bellas del Pirineo, al estar rodeada de abruptos picos. El complejo invernal tiene previsto abrir incluso los remontes que de freeride si el tiempo lo permite. Las cotas de nieve se acercan al metro de nieve. Hay actividades además para toda la familia. Desde la bajada de Papá Noel el 21 de diciembre. Más allá del esquí cuentan con la Borda de la Coma, accesible también para peatones gracias al telecabina Tristaina. Se puede comer, y cenar en una experiencia nocturna que se puede combinar con la subida en un trineo gigante. Por lo demás la estación desarrolla actividades alternativas como estancias en bordas, raquetas, motos de nieve, speedride, vehículos oruga, salidas combinadas con montaña, vuelos en helicóptero y heliesquí. Pal Arinsal completan el dominio de Val Nord en Andorra.

Los 200 kms esquiables de Grandvalira son más que tentadores para plantearse pasar la noche vieja en cualquiera de las estaciones pertenecientes al otro dominio de Andorra, el más grande los pirineos. No sólo se pueden disfrutar de largas jornadas de esquí, sino que a lo largo de las mismas es posible bajar esquiando a varias de las poblaciones del valle y volver a subir con los telecabinas y remontes. Entre las múltiples posibilidades de disfrute están los planes aventureros,  trineos tirados por perros, tirolina, las cenas de montaña; los planes en pareja, con amigos y para niños; la App, los maxi spas de Caldea o en Soldeu. En el Mont Family Park del sector Canillo se ha estrenado el Màgic Gliss, un tobogán de 55 metros de bajada y 180 de subida, como entretenimiento complementario durante la jornada de esquí apto para adultos y menores de 8 años acompañados por adultos. Una mezcla de adrenalina y vistas espectaculares en plena naturaleza. Se pude acceder por pistas o por el telecabina de Canillo.

 

Alto Campoo a un paso

La estación cántabra Alto Campoo está enclavada en el Valle de Campoo, con un paisaje espectacular para los amantes de la montaña, a menos de dos horas de Bilbao. Es por tanto bastante frecuentada por los esquiadores vizcaínos. Con picos que superan los 2.200 m y con rutas como la del Pico Tres Mares, considerada de las mejores del Cantábrico si el tiempo lo permite. La proximidad del mar tiene que ver con su singularidad. Dispone de 23 pistas, 12 remontes (con una capacidad para 13.900 esquiadores/hora)  y 30 kms esquiables.

En cuanto al apreski destacan las Noches de El Chivo, una experiencia exclusiva que comienza desde el momento en el que los comensales se suben a una máquina pisapistas que les trasladará a la cafetería El Chivo, donde disfrutarán de una apetitosa cena a 1.840 m. Los más aventureros podrán bajar esquiando bajo su responsabilidad.

Por otra parte, Candanchú, Astún, Panticosa, Formigal y Baqueira-Beret están preparadas para afrontar unas buenas vacaciones y una prometedora temporada, con múltiples instalaciones, planes y atractivos, al igual que las estaciones que se encuentran al otro lado de los Pirineos.