Las voces de la Cultura: hablan las instituciones

En el último número de La Ría Del Ocio, han sido varias las instituciones culturales que han querido manifestarse sobre la situación actual que vive el sector. Por ello, se le ha realizado varias preguntas:

1.Como institución/promotor/trabajador del sector cultural, ¿cómo llevas esta situación?

2.Aunque la agenda habitual se ha visto paralizada, ¿realizáis algún tipo de actividad personal o profesional vinculada al ámbito de la cultura?

3.¿Cómo crees que va a cambiar el sector tanto en su modelo de gestión como en los hábitos de consumo? ¿Tenéis en mente alguna propuesta o iniciativa?

 

Estas son las respuestas íntegras al cuestionario de La Ría Del Ocio:

Lucía Agirre. Comisaria del Museo Guggenheim

«Estoy deseando que el museo vuelva a ser un lugar de pensamiento y crítica en acción»

1.Con muchísima preocupación, principalmente por la salud de las personas, pero también por sus consecuencias económicas y las repercusiones que pueda tener en un ámbito con situaciones tan diversas y en algunos casos tremendamente precarias como es el mundo del arte. Como curator de un museo, siento cierta frustración, al tener las salas cerradas al público, con las exposiciones a la espera de recibir a los espectadores, aguardando que los visitantes puedan enfrentarse a la propuesta del arte que se muestra. Estoy deseando que el museo vuelva a ser un lugar de pensamiento y crítica en acción.

 

2.En el Museo Guggenheim Bilbao seguimos trabajando diariamente para poder abrir nuestras puertas al público lo antes posible, reconfigurando la programación ante la situación actual y preparando proyectos futuros, pues las exposiciones tardan años en desarrollarse. Como nuestro trabajo tiene una dimensión internacional, las herramientas telemáticas ya eran importantes en el día a día, pero ahora también se han convertido en el modo en que los profesionales del museo nos comunicamos internamente, desde nuestras casas.

Además, hemos ampliado nuestros contenidos en las redes y en nuestra página web, con el fin de acompañar al público durante esta difícil situación, y todos, desde los diferentes departamentos del museo, estamos colaborando en ello

3.Imagino que la reactivación del sector no será inmediata, sino que llevará un tiempo volver a la dinámica anterior a esta pandemia, e incluso contemplo que pueda tratarse de una dinámica diferente. En todo caso, yo sigo trabajando como si el museo estuviera abierto, o fuera a abrir mañana, porque todavía no puedo imaginar las nuevas relaciones que vamos a establecer entre nosotros como sociedad, y cómo eso va a permear en todos los aspectos de nuestra vida, incluida la actividad de los museos. Un buen museo es un espacio por cuyas paredes se filtra lo que está sucediendo en el exterior; estoy segura de que esta situación tendrá sus consecuencias en nuestro museo y en el mundo del arte en general; solo espero que podamos proteger a quienes constituyen el eslabón más débil en este ámbito, pero que son absolutamente esenciales para su desarrollo.

 

Marta García Maruri. Subdirectora de Comunicación. Museo Bellas Artes de Bilbao

«Lo que podemos extraer de esta situación es la importancia de la Educación y la Cultura»

1.Intentando organizar mi trabajo diario lo mejor posible en una situación inédita que ha generado nuevas rutinas laborales como consecuencia del teletrabajo.

2.Una de las conclusiones que podemos extraer de esta situación es la importancia de la Educación y la Cultura, sectores ambos que han sabido reinventarse a marchas forzadas para poder seguir cumpliendo su cometido a través de propuestas online. El Museo de Bellas Artes está utilizando sus canales digitales (web, redes sociales y newsletters) para ofrecer contenidos de divulgación artística (exposiciones virtuales, conferencias y lecturas recomendadas), pero también de entretenimiento para los más pequeños, con iniciativas como ¡A pintar! o Queremos contArte:

https://www.museobilbao.com/actualidad/a-pintar-413

https://www.museobilbao.com/actualidad/queremos-contarte-416

3.Es aún pronto para poder sacar conclusiones, pero es obvio que en los meses venideros todas las actividades grupales se verán afectadas. Actualmente, y junto al mencionado desarrollo digital, trabajamos en un programa de difusión que tenga en la colección permanente del museo y en su misión educativa dos de sus pilares fundamentales.

 

Ignacio Malaina. Director gerente del Teatro Arriaga

«Vamos a volver con un espíritu de apoyo al tejido cultural de Bilbao»

1.Este es un momento de gran incertidumbre y tristeza. Son muchas más las preguntas que las respuestas, y eso genera mucha inquietud. Ahora vemos el Arriaga cerrado por primera vez tras 34 años ininterrumpidos de intensa actividad y mucha cultura.

Este es nuestro presente, pero no cabe duda que en el corto-medio plazo vamos a volver con más ilusión que nunca, y con un espíritu reforzado de apoyo al tejido cultural de Bilbao.

2.La actividad interna del teatro no se ha paralizado. Lógicamente las labores físicas en el escenario sí, pero la atención al público, el trabajo de producción, comunicación y administración sigue activo como siempre, trabajando por el presente y preparándonos para la reapertura.

3.En cuanto a la gestión estamos trabajando para reforzar el ámbito de artistas y compañías locales que puedan tener el peso principal de la programación. Pensamos que ahora no es el mejor momento para contratar artistas internacionales, sino que hay que volcarse con la geste de la casa donde tenemos un grandísimo talento. Respecto del público, pienso que tenemos que volver a una situación de normalidad como antes de la crisis, en la que sea apetecible venir al teatro para relajarse y disfrutar sin temores, ni nada que moleste el pensamiento. Este periodo de falta de asistencia al teatro puede servir para volver con más ganas.

 

Andoni Olivares. Director de programación del Teatro Arriaga

«Nuestros públicos van a responder, porque Bilbao es así, protegemos a los nuestros»

1.Pues lo llevo con tristeza y preocupación, tanto por la dramática situación general sanitaria, como por el daño terrible en la línea de flotación del Sector Cultural, sobretodo más específicamente a las y los profesionales de las Artes Escénicas.

 

2.Pues SI, estamos trabajando todo el equipo de Producción y Administracion del Arriaga,desde nuestros confinamientos para intentar  “recolocar” algunas de las funciones canceladas y reordenar la temporada 2020/2021 que se nos ha quedado dañada por esta situación de emergencia.

 

3.El Sector creo que vamos a salir dañados pero confío que gracias al empuje y al talento existente entre nuestros creadores y técnicos recuperará más pronto que tarde el papel que tenia y que le corresponde en una sociedad como la nuestra.

Confío mucho que el público volverá a llenar las Salas porque es consciente que si los profesionales salen a un escenario y si se abren los Teatros es porque existen las mayores garantías y también nuestros públicos saben que sus artistas les necesitan y van a responder,porque Bilbao es así , protegemos a los nuestros. Desde el Arriaga la próxima temporada vamos a impulsar y programar a muchos de los creadores locales, incluso en mayor cantidad que lo que hacíamos hasta ahora, que era bastante.

 

Jorge Culla. Responsable de programación del Teatro Campos

«La creatividad deberá ser máxima»

Muy preocupado, el futuro inmediato es incierto y catastrófico, la recuperación será lenta y condicionada a los tipos de espectáculos y públicos.

 

2.La actividad está prácticamente paralizada, relegada a mantener viva la llama en redes sociales e intentando desarrollar un calendario de programación que puede cambiar en uno o veinte sentidos diferentes en menos de veinticuatro horas.

3.Creo que tendremos que pasar por dos periodos: el primero, de comunicación sobre las medidas que tomaremos para que nuestro público se sienta seguro; el segundo y más complejo, el de reinventarse. En este último es donde la creatividad deberá ser máxima, el teatro tendrá que ser no sólo un lugar de exhibición, sino también “una experiencia” adaptada a cada uno de los públicos que nos visiten. Tendremos que poner en valor aquello que ese público requiera. Para unos será el reencontrarse con sus diversiones o pasiones y, para otros, la seguridad de sentir que la vida sigue.

 

Andoni Aldekoa. Director de Euskalduna Bilbao

«Va a hacer falta dar un paso adelante, y volver a trabajar juntos los recintos culturales y los promotores»

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1.Creo que como todo el sector, preocupado por el presente y preocupado por el futuro. Ha habido que suspender toda la actividad, esta situación durará meses, y a medio plazo habrá que ver como se comporta el público ante los eventos culturales en directo. Pero por otra parte, intentando preservar toda la actividad posible y diseñando nuevas iniciativas para el futuro porque va a hacer falta dar un paso adelante, y volver a trabajar juntos los recintos culturales y los promotores.

2.Todo el trabajo está vinculado a mantener la actividad que se está perdiendo, trabajando su reubicación durante los próximos meses, y por otra parte pendientes de las restricciones a medio pazo para ver si podemos mantener la programación de Aste Nagusia y del último cuatrimestre del año.

3.Sin duda a medio plazo, la actividad cultural va a tener que convivir con nuevas medidas de seguridad sanitaria, y habrá que ver, si es compatible con una el mantenimiento de la actividad. Tendremos que trabajar nuevos protocolos, pero el sector se va a enfrentar además a una nueva recesión económica, y por experiencia sabemos que uno de los gastos que más se reduce es el de cultura y ocio. Nuestra intención es ofrecer oportunidades a los colectivos locales, pero tenemos que tener claro cuál va a ser el marco en el que nos vamos a desenvolver, porque a día de hoy, las cosas cambian día a día, y los plazos de normalidad se retrasan.

 

Carlos Moran Arostegui. Director Serantes Kultur Aretoa de Santurtzi

«El sector cultural es un producto de primera necesidad y un servicio público»

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1.Con preocupación porque el Sector cultural en general, va a ser el último en salir del confinamiento y, dada la precariedad del medio, si no se le ayuda convenientemente va a sufrir un colapso que hará desaparecer por mucho tiempo gran parte de la capacidad creativa de nuestra sociedad.

2.Trabajamos en la búsqueda de alternativas para toda la programación suspendida tratando de reubicarla para cuando se acabe el cierre de la actividad y colaboro con las asociaciones del sector de las Artes Escénicas y de la Música en la búsqueda de soluciones para las emergencias provocadas por el COVID-19.

3.Es difícil decirlo porque todavía no tenemos perspectiva del final de esta situación. Creo que el sector cultural (que se ha demostrado como un producto de primera necesidad y como un de servicio público,) no ha sido convenientemente atendido desde hace mucho tiempo. Además no se había recuperado de la crisis del 2008 y se le viene encima esto. Si la administración no reacciona convenientemente, el panorama puede ser muy sombrío, porque, además, podemos suponer que la gente va a tardar  un tiempo en recuperar el espacio público y el gusto por reunirse alrededor de un espectáculo en vivo.

Estoy compartiendo con diferentes profesionales ideas para facilitar el regreso de la gente a la actividad cultural en vivo. De momento “estamos en el laboratorio”.

 

Félix Díez. Director de Comunicación del Social Antzokia de Basauri

«No hay salidas individuales, sino colectivas»

1.Con preocupación, con demasiada incertidumbre, como no puede ser de otro modo. Hasta que no se aclare la situación son todo especulaciones, por lo que no queda otra que esperar a que se clarifique el panorama y después actuar acorde con las necesidades del sector. No hay salidas individuales, sino colectivas.

2.En la actualidad mantenemos el contacto con nuestros socios y socias, más de 1500 personas, además del público habitual, con una actividad regular mediante envíos de mailing y presencia en las redes sociales, tanto Facebook, como Twitter e Instagram. Además, hemos activado un canal de Youtube que recoge diversas actuaciones de artistas y compañías que han pasado por el Social Antzokia a lo largo de sus 27 años de vida, desde su reapertura el 29 de mayo de 1993. El no perder el contacto directo con el público es imprescindible ante una situación excepcional como es la actual.

3.Como he comentado al principio, sería especular al no disponer de los datos necesarios para analizar el tema con garantías.  Es imposible aventurar cuál va a ser el comportamiento del público potencial en el futuro. Nuestra intención es contribuir a fortalecer el sector, tomar decisiones que ayuden a paliar la incertidumbre generada y ayudar desde nuestra modesta posición a un sector que va a necesitar más que nunca de la colaboración de todos: artistas, compañías, distribuidores, exhibidores,… Y será imprescindible el apoyo de las administraciones públicas a la hora de afrontar este desafío tan complejo al que se enfrentan las artes escénicas y la cultura en general.

Elisabeth Bilbao Arruti. Concejala de Cultura. Ayuntamiento de Mungia

«La cultura supone en la actualidad un porcentaje nada desdeñable en el PIB«

1. Esta situación se lleva, en este momento concreto, con incertidumbre y preocupación por el sector cultural (obviamente por la cultura en general) ya que hay muchas interrogantes que nadie puede responder todavía. La secuencia de la desescalada no está clara y en muchos aspectos la vuelta a lo que hasta el día de hoy entendemos como normalidad, conllevará seguramente condicionantes y cumplimiento difícil y costoso de medidas preventivas.

2. Sí. Esforzándonos en mantener el tejido cultural y los contratos vigentes que esta administración tiene con sectores productivos del ámbito cultural, reubicando espectáculos que nos hemos visto obligados a suspender, en otras fechas que pensamos como posibles en común acuerdo con las compañías teatrales y con los promotores musicales, y ofreciendo contenidos culturales a la ciudadanía a través de la página web del Ayuntamiento y de sus redes sociales, en vez de la forma habitual, que era la directamente presencial.

Por ello, el mantenimiento constante del contacto telefónico y vía internet, con los diferentes actores del ámbito cultural es continuo, compartiendo entre todas las partes(artistas, empresas, instituciones…) la preocupación y la necesidad de seguir actuando y creando nuevas formas de llegar a la ciudadanía y de sostenimiento de nuestra cultura, como bien común que es de todos y todas, y sin olvidar que la cultura supone en la actualidad un porcentaje nada desdeñable en el PIB. En estos días de confinamiento se ha visto claramente, más aún si cabe, el papel fundamental de la cultura en nuestras vidas, ésta nos ha permitido llenar nuestras horas escuchando e interpretando música, viendo cine, leyendo… desde nuestros hogares, en definitiva tener la mente más equilibrada que lo que hubiésemos padecido sino hubiese existido la posibilidad de disfrutar de la cultura desde nuestras casas. También nos ha proporcionado compañía, enriquecimiento personal, sentimiento de pertenencia, placer, alegría…en definitiva un inmenso beneficio personal y colectivo.

3-Es difícil aventurar la transformación que va a experimentar el sector cultural ya que no hemos vivido precedentes de estas características. Para realizar propuestas, de impulso y protección, se necesita escuchar a todas las partes implicadas, y una reflexión, que alcance el largo plazo, y que se integre con el conjunto de medidas y cambios que se precisen adoptar dentro de nuestra sociedad ante este nuevo escenario en el que nos encontramos.