La última edición de Desafioa fue «mejor de lo esperado»

El pasado sábado, 8 de agosto, se llevó a cabo la XIV edición de Desafioa, el campeonato de pesca de bonito que se celebra anualmente en Lekeitio. En esta ocasión, 15 embarcaciones luchaban por ganar Desafioa en este año tan atípico a causa del coronavirus.

La competición empezó a las 5.00 horas. Todos tenían muy clara la labor que tenían que realizar: pescar más bonitos que el resto para poder proclamarse ganadores. Las previsiones no eran muy favorables: «Los días anteriores apenas había habido capturas de bonito», cuenta Javier, miembro de la organización de Desafioa. Pero el pensamiento cambió a las 17.00 horas. Las embarcaciones comenzaron a llegar al puerto de Lekeitio con «bastantes bonitos». A las 19.00 horas ya habían llegado a tierra todos los participantes y comenzó el pesaje.

Así, a las 20.00 horas, la organización ya tenía el resultado de la competición. La embarcación que obtuvo el tercer puesto capturó 6 piezas, lo que supuso un peso de alrededor de 40 kilos. El segundo lugar lo ocupó un barco que logró pescar 9 piezas, 68 kilos. Por último, la embarcación ganadora capturó 20 piezas, un total de 150 kilos. «Para nada esperábamos un resultado así. Fue mucho mejor de lo esperado», confiesa Javier.

Los ganadores recibieron premios simbólicos: una txapela, tal y como se hacía tradicionalmente, y una botella de champán.

Como cada año, los bonitos pescados fueron donados. En esta ocasión, fueron destinados al convento de las Dominicas de Lekeitio. Además, como era imposible donar todo lo capturado por falta de espacio, lo sobrante se vendió. Así, con el dinero obtenido, se comprarán alimentos a final de año y se donarán de nuevo al mismo convento, ya que este ofrece alrededor de 120 comidas diarias.

Ahora, toca esperar hasta el año que viene para poder volver a disfrutar del campeonato que reúne a un gran número de aficionados a la peca. Zorionak a los ganadores!