La primera producción teatral de la Sala BBK es una versión contemporánea de ‘Yerma’

La versión del clásico de Federico García Lorca, «Yerma«, es la primera obra de producción propia de la Sala BBK, lo que supone un paso más de reafirmación cultural del centro cultural bilbaino por el teatro de calidad, el euskera, la igualdad y la creatividad hecha desde aquí. Además, con este proyecto, la Sala BBK busca perfilarse como un espacio de creación, además de exhibición.

La obra viene de la mano de María Goiricelaya, una de las directoras más pujantes de la escena vasca. El proyecto puede verse del 24 al 26 de septiembre en euskera y del 1 al 3 de octubre en castellano.

Goiricelaya pone en escena una versión fresca, actual y humana que además de generar empleo local en el sector, promueve la creación de nueve dramaturgias y lleva por primera vez a las tablas de la sala bilbaina una libre versión de este Lorca adaptado al euskera por Patxo Telleria.

La directora ha escrito un «Yerma» muy personal para abordar distintos temas que merecen ser revisados y que, ubicados hoy en día, multiplican el espectro de problemáticas que planteaba Lorca en la obra original. Así, esta cruda versión sitúa al espectador en el Bilbao de hoy para revisar el concepto de maternidad, paternidad y corresponsabilidad, y pone el foco en los aspectos éticos, filosóficos y psicológicos de la problemática. Asimismo, incide en la presión y cuestionamiento social sacando a la esfera pública una profunda reflexión que muchas mujeres esconden por vergüenza. Además, la directora reivindica en esta versión algunos tabúes sociales como el duelo perinatal o el impacto de las redes sociales en la autoestima o autoimagen.

Para encarnar a esta Yerma, Goiricelaya ha contado con la actriz e ilustradora Ane Pikaza, una de las actrices jóvenes más célebres del País Vasco. Completan el elenco Aitor Borobia, Loli Astoreka, Leire Orbe y Unai Izquierdo.