‘La llave del alma’ protagoniza la fachada de Arriquibar

Azkuna Zentroa ha presentado esta mañana La llave del alma, la nueva intervención artística en el marco del Proyecto Fatxada. Diseño, ilustración y cómic. Los artistas, Asier Irazabal y Hernán Quipildor, muestran en este espacio una pieza presentada en tres lonas. Esta propone un lenguaje simbólico que se puede utilizar para desarrollar la habilidad empática y la tecnología del alma a través de doce símbolos. Cada símbolo representa un concepto primario como el miedo, la posibilidad, el espacio, el tiempo, el amor o el significado, entre otros. Irazabal y Quipildor proponen el uso de estos símbolos para acceder a un lenguaje de significado puro para comprendernos mejor como seres humanos.

Se trata de la primera expresión visual del proyecto Aita que los ilustradores están desarrollando con la intención de compartir innovación y creatividad.

Según los artistas, «la empatía es una tecnología orgánica que permite una conectividad que trasciende tiempo y espacio y desarrolla una intuición más completa sobre el significado del ser humano. Esta provee una conciencia que disuelve la ilusión de nuestro ser como ser separado y permite una comprensión más abarcadora».

En diálogo con la pieza que protagoniza la fachada de Arriquibar, Irazabal y Quipildor han trasladado la simbología de La llave del alma a láminas, postales y otros artículos que se pueden encontrar en DendAz. This is basque design.