La hora del talento

Los goles y algunos detalles contra el Eibar marcan el camino

Arturo Trueba


Que un medio centro marque dos tantos en un mismo partido es una noticia reseñable, sobre todo si son producto de jugadas bien elaboradas y sorprendentes

Poco se puede analizar tras dos partidos de liga y cuatro de pretemporada, pero está claro que la afición y los expertos piden bastante más al Athletic que lo que ha dado en los últimos tiempos. Aun sabiendo que es una plantilla en transición, rejuvenecida y que no ha tenido tiempo de caer en el conformismo. Se espera, o se desea, ver a un equipo más valiente, más competitivo y que entretenga. Esta temporada no hay Europa, pero hay dos finales, con la Copa y la Supercopa, y la aspiración de acabar la Liga en posiciones europeas y en de llegar lo más lejos posible. Las críticas arreciaron tras el fiasco en Granada, pero el Athletic reaccionó con victoria en Eibar. Ahora se trata de ver cómo evolucionan los rojiblancos en las siguientes citas ante el ascendido Cádiz y el vecino Alavés, antes del parón por la selección. La respuesta, y la de los fichajes, llega en pocos días.

 

La llegada y visión de Unai López

Parece que las críticas surtieron efecto. Sin echar cohetes, el mediocentro creativo participó más en la elaboración del juego en ese partido ante el Eibar que comenzó donde solía, muy trabado, aéreo y propicio para las segundas jugadas. Morcillo comenzó muy marcado, pero protagonizó la cabalgada que propició el tanto que abrió el marcador embocado por el talentoso Unai López. El donostiarra cogió confianza y acabó repitiendo en una llegada por la otra banda. Buena noticia.

 

El desparpajo de los jóvenes

Uno de los aspectos que llaman la atención es que el Athletic crea más peligro cuando intervienen jugadores jóvenes en la elaboración de las jugadas y en las transiciones rápidas. Lo demostraron Morcillo y Sancet en los goles contra el Eibar, que culminó con maestría Unai López, el mediocentro más creativo. El desparpajo, la ilusión, la calidad y la fuerza de los jóvenes pueden empujar al entrenador a contar con más candidatos a participar en las alineaciones y cambios. La valentía, con cabeza, suele tener premio.

Apurando los tiempos

Se llega a los últimos días del mercado de verano con cuatro incógnitas por despegar. Otra temporada poco productiva del departamento del club dedicado a ese apartado. ¿Se irán Herrerín y Larrazabal?  ¿Se cobrará algún traspaso por el portero? ¿Irá a un equipo de primera el exterior derecho? ¿Encontrará equipo Beñat? Lo que más preocupa a los aficionados: ¿Habrá algún fichaje? ¿Vendrá Javi Martínez o Berenguer? Que bien vendría contar con algún campeón del mundo para apadrinar, y proporcionar experiencia y ambición, a unos cachorros que llaman a la puerta.

 


Este contenido forma parte del número 1047 de La Ría del Ocio, publicado el 1 de octubre de 2020