La escultura del Paseo Campo Volantín ha sido reubicada

El Ayuntamiento de Bilbao ha reubicado la escultura de Jesús Lizaso Hombre vence al hierro. Tuercebarras en el Paseo del Campo Volantín. La escultura estaba instalada en la explanada del Itsasmuseum de Bilbao desde el año 2013 por iniciativa del Constistorio bilbaino y por el propio Museo.

La nueva ubicación, pactada con el artista, es en las inmediaciones del Puente Zubizuri, junto a la Ría. En ese mismo lugar ha estado presente hoy a la mañana el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, acompañado por Jesús Lizaso, autor de la obra. Juntos han descubierto la pieza en el nuevo emplazamiento.

Con este proyecto, el Consistorio ha convertido el Campo Volantín en el Paseo de Esculturas de Artistas Vascos. Allí se encuentran en la actualidad diversas obras: la escultura Variante Ovoide de Jorge Oteiza, Mascarón de Proa de Nestor Basterretxea y Marinos del Consulado de Bilbao de Agustín de la Herran.

El alcalde, Juan Mari Aburto, ha señalado que, con la recién estrenada ubicación de esta obra, se espera que más personas, incluidos los turistas que paseen por la zona, puedan admirar la belleza de la pieza, ya que se encuentra en un entorno privilegiado que encaja perfectamente con las características del proyecto que evoca al pasado de la Ría.

EL ESCULTOR Y LA OBRA

La escultura Hombre vence al hierro, Tuercebarras representa una figura masculina de gran envergadura en posición semi-sedente. Este tiene los talones apoyados en el suelo, y, entre sus manos, porta una barra de grandes dimensiones que pretende doblegar. Su cabeza mira hacia el cielo con una gestualidad muy acentuada que parece abstraerse por completo del mundo para centrarse en su interior. Se trata de una escultura de 2 metros de altura y 700 kilos de peso que destaca por su marcada expresividad y el tratamiento de la anatomía humana.