“Habrá una trilogía si gusta a los irlandeses”

Julio García Llopis, autor de ‘El Irlandés, sombra de hombre con perro’

Su trayectoria personal y profesional –abogado, profesor universitario, cineasta, viajero y escritor- ha influido en sus obras, aunque “en ésta es en la que menos se nota”, porque por ejemplo prefiere el dry Martini al gin tonic que bebe su protagonista Thomas O’Brien

 

¿Qué es El Irlandés?

Es una novela negra. La quinta en este género que he escrito. Es la historia de un detective irlandés que trabaja en una empresa de detectives de Dublín. La empresa hace una reestructuración de plantilla y se queda sólo con mujeres porque son mejores detectives, hacen mejores seguimientos y son más eficaces. Decide irse a otro sitio donde sentirse a gusto. Elige Bilbao por similitud carácter de la gente, de costumbres, paisajes…que le recuerdan a Dublín, incluso en las grúas.

¿Por qué un protagonista extranjero?

Maté al primer detective antes de tiempo y pensé en buscar otros personajes. Pensé en alguien que pudiera mirar desde otra perspectiva, un personaje diferente con otras facetas.

¿La sombra de hombre con perro es determinante?

Sí. Responde a uno de los primeros casos del detective. Le encargan descubrir al autor de unas amenazas de muerte que reciben los miembros del grupo musical Punk Destroyers. Le encargan el caso porque el cantante es también irlandés. Las amenazas se insertan sobre un fondo de sombra de hombre con perro, que es el subtítulo.

¿Qué le pasa al irlandés con las mujeres?

Le gustan mucho las mujeres, pero que por una promesa –al ser un hombre muy católico- a un santo, lo que condiciona su relación con las mujeres durante un tiempo. Es resultón, alto fuerte, rubio, con ojos azules, lo que le lleva a estar con bastantes mujeres que quieren estar con él.

¿Cómo recibirá la colonia irlandesa las andanzas de Thomas O’Brien?

El personaje me gusta y espero que guste a los irlandeses. Puede ser fallido, demasiado inventado o montado en falso. Si es así no calará, pero si es creíble les gustará lo que hace.

¿Es el Bilbao reluciente un fondo para la novela negra?

No se parece en nada al oscuro, de casas grises, cielo rojizo y de los Altos Hornos. Tampoco hay zonas proclives como eran La Palanca. Aunque es una ciudad moderna y abierta todavía quedan lugares donde la mafia china campa a su antojo… hay callejones oscuros y lugares que recuerdan al Bilbao de los años 70 y 80, como en otras ciudades de las clásicas tipo San Francisco donde lo policiaco tiene cabida. Se han rodado muchas películas aquí.

¿Están fuera de su tiempo los detectives privados?

Están domesticados porque en España la nueva ley de Seguridad Privada les obliga a depender de manera muy estrecha de las fuerzas de seguridad. Un detective privado sólo puede llevar asuntos privados como infidelidades o absentismo laboral, a lo que se llamaba ‘huele-braguetas’. Puede intervenir en asuntos de robo de patentes…pero puede investigar de tapadillo.

¿Habrá una saga?

Si cuaja el personaje habrá una trilogía que se mueva por el 2016-17-18, en un Bilbao que salga de la crisis.

¿Cómo definirías la novela negra bilbaína?

Es una novela urbana con argumentos en función de la ciudad, que es un personaje más. Me recuerdan a las novelas del escritor griego Petros Márkaris, con la acción del comisario Jaritos que se desarrolla en Atenas, sus problemas de la urbe, sus atascos, crisis…La novela negra de Bilbao es muy urbana, con lugares conocidos, por lo que el lector sintoniza más con el argumento y el personaje. En mis novelas, como en las de Abasolo o Modroño, aparecen lugares entrañables, íntimos, recoletos, donde tomar una copa tranquilamente.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies