Galdakao se llena de música en vivo

Musika Bizian, que alcanza este año su quinta edición, se consolida como una oferta cultural original en el que han actuado ya una veintena de formaciones procedentes de Europa, América y África, y que ha atraído a más de 5.000 personas a una cita anual que tiene lugar el último fin de semana de octubre en Galdakao y que organiza el grupo de danza Andra Mari.

El cartel de este año incluye a formaciones musicales procedentes de Palestina, Cornualles, Catalunya y, por supuesto, Euskal Herria, y tanto las actuaciones como las actividades complementarias (kalejiras, talleres infantiles y feria de luthiers) se desarrollarán en Galdakao mañana viernes 26 y el sábado 27 de octubre, y tienen carácter gratuito. La céntrica plaza Iturrondo constituye el epicentro del festival, con un gran escenario de 120 metros cuadrados en una gran carpa que alcanza los 750 y resguarda al público de cualquier inclemencia climatológica.

Un cartel de lujo
Para la edición 2018, la representación vasca se concreta en la presencia del trikitilari Xabi Aburruzaga y del veterano grupo Esne Beltza, con más de una década de trayectoria a sus espaldas y su peculiar mix de reggae, ska o hip-hop con sonidos tradicionales vascos.

Palestina y Cornualles son dos nuevas nacionalidades que se suman este año a la lista de países cuyas músicas se han podido escuchar en Musika Bizian. En el primer caso, la representación correrá a cargo de un grupo de culto, el cuarteto 47Soul, que combina las formas tradicionales de la música árabe con instrumentos electrónicos, y que ha logrado, además de popularidad en Oriente Medio, introducirse en el circuito underground europeo. Por su parte, los cornualleses Flats & Sharps practican una ecléctica mezcla de bluegrass, folk, country y pop. Catalunya, cuya música ya había estado presente en otra edición del Festival, repite este año con el sexteto folk Els Grullers.

Antes de los conciertos, las calles de Galdakao se llenarán de ritmo a través de kalejiras, que en esta ocasión estarán protagonizadas por los aires vascos de Taberna Ibiltaria (el viernes) y por el jazz tradicional y el swing de Nueva Orleans que practica Marmara Musik (el sábado). El sábado se ha programado asimismo una actividad para toda la familia: la tradicional feria de luthiers procedentes de toda Euskal Herria, que mostrarán sus instrumentos y las técnicas artesanales con las que los elaboran. Y además, habrá talleres para que los más pequeños disfruten conociendo a los artesanos y sus técnicas.