Escapadas de cuento por Euskadi

Susana Tobarra

¿Quién no ha soñado alguna vez con tener una casita en un árbol? Un bonito refugio de madera con un toque mágico que nos haga sentir en un mundo de fantasía. Sería emocionante pasar una noche en un lugar así. Un espacio ideal para pasar una velada romántica en pareja.

Pues ese lugar existe y lo tenemos bien cerquita, en Zeanuri (Bizkaia),  en un paraje natural maravilloso, donde podemos vivir una experiencia inolvidable. Cabañas en los Árboles dispone de 8 encantadoras casitas camufladas entre las ramas de un bosque a los pies del Gorbea, para disfrutar de la naturaleza y la tranquilidad como nunca te hubieras imaginado.

Puedes degustar un delicioso desayuno que te suben a la cabaña mediante una polea, disfrutar de las vistas de 360º de la terraza de una de las casitas e incluso recibir la visita nocturna de corzos paseando a los pies de tu refugio.

Si lo tuyo no son las alturas pero te apetece una estancia tan acogedora como las cabañas, también tienes la opción de pasar la noche en uno de los pintorescos carros zíngaros, situados en el  jardín del caserío que hace la función de recepción, cafetería, etc., del complejo.

Y no es sólo el alojamiento lo que hará especial tu escapada, Cabañas en los Árboles te ofrece una amplia oferta de actividades para enriquecer tu experiencia. Puedes degustar una de sus deliciosas cenas ecológicas, alquilar una bici para hacer una de las preciosas rutas que ofrece el entorno, descubrir los rincones escondidos del Gorbea o relajarte en el spa ecológico del caserío. Toda la información y reservas la tienes en www.cabanasenlosarboles.com.

DORMIR EN UN PALACIO

Y nos bajamos de las ramas de los árboles para pasar una noche en un palacio, el Hotel Palacio de Elorriaga (hotelpalacioelorriaga.com), situado a 20 minutos a pie del centro de Vitoria-Gasteiz. Se trata de un precioso edificio del s.XVI restaurado con todos los detalles de un auténtico palacio de cuento y decorado combinando madera, piedra natural y muebles antiguos.

Está rodeado de jardines, pero además, tenemos a tan solo 100 metros los humedales de Salburua, un entorno precioso para pasear y disfrutar de la naturaleza, con un poco de suerte podremos ver alguno de los ciervos que habitan en esta zona.

Sobra decir que Vitoria ofrece un gran número de atractivos, en su almendra medieval podemos degustar sus delicioso pintxos en los numerosos gastrobares que encontramos por sus calles. La Catedral Gótica de Santa María, la plaza de la Virgen Blanca, la Catedral Nueva o la plaza de España son algunos de sus monumentos y edificios singulares.

DESCANSO FRENTE AL MAR

Y terminamos nuestro recorrido por los alojamientos con más encanto de nuestra tierra frente al mar, en el hotel Arbe (hotelarbe.com). El principal atractivo de este lugar es su ubicación y sus espectaculares vistas panorámicas  al mar Cantábrico. Se trata de un moderno hotel sostenible y ecológico, dispone de jardín e incluso huerta propia, y está ubicado muy cerca de las bonitas playas de Mutriku. Podemos degustar un sabroso desayuno casero elaborado a base de productos ecológicos.

El hotel está perfectamente situado para realizar actividades en contacto con la naturaleza como navegar en las aguas que bañan el Geoparque de la Costa Vasca, visitar su famoso flysch y conocer la biosfera de las Marismas de Deba.

Si lo tuyo es el deporte, puedes alquilar material para hacer surf o piragua en Deba y pasar el día entre las olas. También hay varias opciones para realizar rutas en mountain bike o a caballo por la zona o, incluso, aprender a bucear y descubrir el espectacular fondo marino de la Costa Vasca.

Y si lo que te apetece es descubrir la gastronomía de la zona puedes visitar la Quesería Goienetxe, en el caserío Goienetxe, donde te enseñaran cómo se elabora queso y otra curiosidad original e interesante, el manejo del perro pastor. Por último, en Sagarmina tienes una excelente ocasión para ver como se hace el txakoli y, por supuesto, degustarlo.