El Museo Guggenheim suspende en el aire una obra de Lucio Fontana

Un dibujo de lámparas de neón suspendido en el aire de Lucio Fontana pende desde este miércoles en el atrio lateral del Museo Guggenheim Bilbao. Los visitantes del Museo podrán disfrutar de la obra durante los próximos tres años.

La pieza se llama «Estructura de neón para la IX Trienal de Milán», y puede considerarse al mismo tiempo un dibujo, una escultura, una obra de diseño luminoso y un trazo expresivo congelado en el aire. 

Realizada en un material sorprendente para los criterios estéticos de su época, la pieza resultó de un encargo específico para el vestíbulo de la Trienal de Milán de 1951. Fontana hizo efectiva en esta obra de cien metros de neón rizado y caótico una de las proclamas del manifiesto especialista de 1948: «Con los recursos de la técnica moderna haremos que aparezcan en el cielo formas artificiales, arco iris de maravillas, carteles luminosos»

Los visitantes podrán disfrutar de la obra durante los próximos tres años, tiempo mínimo en el que estará en Bilbao cedida por la Fondazione Fontana de Milán.