El Museo de Bellas Artes de Bilbao y el Museo de Arte Sacro colaboran por primera vez

La investigación y difusión del patrimonio artístico de Bizkaia, une al Museo de Bellas Artes de Bilbao y al Museo de Arte Sacro en un primer acuerdo de colaboración. Con motivo del convenio de colaboración suscrito hoy entre ambos museos, para cumplir con su objetivo común, tienen previsto crear un programa de actividades de interés público que se extenderá a lo largo de los próximos cinco años.

Con la programación compartida entre ambos museos, se persigue enriquecer significativamente el conocimiento científico de sus respectivas colecciones y también de algunos hitos fundamentales en el desarrollo histórico del territorio. Para ello, el Museo de Arte Sacro pone a disposición del proyecto colecciones reunidas en su sede, así como todo el patrimonio mueble que conserva la diócesis en el territorio de Bizkaia. De esta manera se permitirá comprender mejor el crecimiento del territorio desde la edad moderna hasta la actualidad, abordando el intercambio artístico con Flandes durante los siglos XVI y XVII e incluyendo la relación comercial de los puertos vizcaínos y los Países Bajos.

Por otro lado también se analizará la gran transformación de la ciudad de Bilbao y a su vez de Bizkaia, durante el siglo XVIII con el pintor Luis Paret (1746-1799). Además se trabajará conjuntamente con el desarrollo del arte religioso a partir del siglo XIX y durante el siglo XX entre la modernidad y la vanguardia.

Para comenzar la colaboración entre los museos, habrá una exposición articulada en las dos sedes, dedicada al pintor Luis Paret y Alcázar que tiene previsto presentarse en verano gracias al patrocinio de BBK. Mediante el arte de Paret se contextualizará la modernidad como resultado de la influencia de instituciones que al igual que la Real Sociedad Bascongada de Amigos del País, impulsaron la nueva mentalidad ilustrada. En este proyecto, cada museo presentará dos partes de la misma exposición; el Museo de Bellas Artes, se dedicará a Paret y el siglo XVIII, junto con sus obras de temática profana, sus célebres vistas de Bilbao y los proyectos decorativos y arquitectónicos relacionados con edificios y construcciones de la ciudad. El Museo de Arte Sacro por su parte, expondrá las distintas obras del artista centradas en la temática religiosa.

Junto a la exposición se establecerá un recorrido urbano, con unas reproducciones de sus cuadros que permitirán situar las vistas de Olabeaga y El Arenal en el lugar más próximo en el que fueron pintadas. El recorrido se plantea para ser realizado de forma libre con una breve guía de mano que tendrá la función de plano o programa de visitas guiadas.