El Guggenheim visibiliza a las mujeres artistas de la abstracción

El Museo Guggenheim Bilbao presenta «Mujeres de la abstracción«. Esta exposición, patrocinada por la Fundación BBVA, aporta una nueva visión de la historia de la abstracción desde sus orígenes hasta la década de 1980. Lo hace a través de más de 400 obras de más de 100 mujeres artistas que abarcan las artes plásticas, la danza, la fotografía, el cine y las artes decorativas. Con un análisis cronológico, la muestra pone de relieve los procesos que condujeron a la invisibilización de las artistas y apunta algunos hitos que marcaron la historia de la abstracción, a la vez que cuestiona los cánones estéticos, sin definir uno nuevo.

«Mujeres de la abstracción» va más allá de la idea de una historia del arte concebida como una sucesión de prácticas pioneras. Al otorgar a las artistas un nuevo lugar en esta historia, demuestra la complejidad y diversidad de la misma. Esto se hace patente ya desde el inicio de la muestra, que comienza con una inédita incursión en el siglo XIX, redescubriendo el trabajo de Georgiana Houghton de la década de 1860 y poniendo de relieve los orígenes cronológicos de la abstracción, remontándolos hasta sus raíces espiritualistas.

La exposición también destaca las figuras fundamentales a través de una serie de pequeñas fotografías donde sobresalen las mujeres artistas que han sido injustamente eclipsadas o expuestas en contadas ocasiones en Europa. La muestra revela también por qué muchas artistas no buscaron ese reconocimiento, y analiza las posturas de las propias protagonistas con todas sus complejidades y paradojas. Algunas como Sonia Delaunay-Terk adopotaron una posición no marcada por el género, mientras otras como Judy Chicago propugnaron un arte femenino.