El Athletic impulsa un título universitario

La Fundación Athletic y la Facultad de Educación de Bilbao de la Universidad del País Vasco (UPV-EHU) impulsan el nuevo título universitario de ‘Experto en Deporte, Educación y Convivencia: Protección de la infancia y la adolescencia’. Este se pondrá en marcha el próximo curso (2020-2021).

El objetivo de los estudios es formar a profesionales del deporte, deporte escolar y federado desde un enfoque innovador, inclusivo y que atienda a unos valores que fomenten el desarrollo integral de las personas.

Ayer se presentó el proyecto en San Mames. En el acto estuvieron Juan Carlos Ercoreca, presidente de la Fundación Athletic; Iñaki Alonso, responsable del área de Protección a la Infancia del Athletic; Jon Zarate, vicerrector de Euskera y Formación Continua de la UPV; y la profesora María del Mar Boillos.

Alonso hizo hincapié en la necesidad de «priorizar» la protección de niños y niñas en el ámbito deportivo. Así, recalcó que «no solo es un derecho sino una responsabilidad de cualquier entidad deportiva, profesional o no, velar por ella».

En cuanto a Boillos, la profesora señaló que el 80 por ciento de las veinte plazas que, por ahora, se han propuesto cubrir se van a destinar a personas con formación universitaria. El 20 por ciento restante se destinará a quienes acrediten «una trayectoria cualificada en el mundo del deporte».

Sobre las inscripciones, Boillos ha destacado que la respuesta está siendo muy positiva y que el número de interesados ha superado «con creces» las expectativas.

Los estudios, que se llevarán a cabo desde octubre hasta junio de 2021, están divididos en dos bloques. En el primer cuatrimestre se repasarán «las asignaturas que tienen que ver con el marco legal, la figura del entrenador y las competencias que necesita, y las buenas prácticas que se tienen en la actualidad».

El segundo periodo estará destinado a las prácticas. En ellas participará la Fundación Athletic. Además, también se deberá realizar un proyecto final tutelado en el que los estudiantes deberán hacer «una propuesta de mejora para la protección de la infancia y la adolescencia».