Con la retirada de Aduriz nace una leyenda

El Athletic pierde a su máximo goleador de la última década por culpa de una maldita cadera que ha dicho basta a tanto esfuerzo y a tanta lucha, muchas veces desigual, contra moles defensivas. Se va un gran jugador, pero nace una leyenda. Por su capacidad goleadora, por sus saltos en suspensión que recordaban a los del inolvidable Fidel Uriarte, pichichi siendo interior; por su longevidad (39 años), por su maduración tardía, por sus idas y venidas al Athletic, sus asistencias, por su aplomo en el remate final y en el lanzamiento de penaltis… por la espectacularidad de
sus chilenas y toda suerte de remates, especialmente de cabeza. Estos días llegan testimonios y recuerdos de otras leyendas como Julen Guerrero, Isma Urzaiz, Dani, Carlos… y así  hasta nombres míticos de la historia rojiblanca como Zarra.

Los méritos de Ariz Aduriz están siendo reconocidos por compañeros, rivales, aficionados rojiblancos y de otros colores y, en general,  por todos los estamentos del fútbol y el deporte. Es un reconocimiento a la profesionalidad y un ejemplo de cómo puede alargarse una carrera deportiva cuando alguien saber cuidar y desarrollar sus virtudes físicas y técnicas. Y el hecho de saber comprender cómo en el fútbol se puede llegar mucho más lejos si se entiende que es un juego de equipo y se apuesta por una filosofía de cantera y de fusión con los socios y seguidores.

Todo un  orgullo para el Athletic Club. Y habrá muchos más homenajes. Siempre es bueno celebrar las cosas: los triunfos, las clasificaciones europeas, las despedidas… Siempre es mejor encontrar
motivos para la alegría que para la tristeza y el mal rollo.

Williams y más acompañantes

Es el momento de que los galonesbien ganados por Iñaki Williams suplan de buena manera la ausencia de un delantero centro tan específico.Sus características son muy diferentes y complementarias, pero aún así el veloz delantero bilbaino puede proseguir con su cada vez mayor capacidad desequilibrante y realizadora. Cuenta con la complicidad y apoyo de Raúl García, alternativas como Villalibre y Kenan Kodro y la esperada llegada de diversas promesas como Ewan Urain (castigado por las lesiones), el otro Williams, Nico, y Nico Serrano… en esas camadas y oleadas de esperanzadores jugadores creativos y resolutivos. Se van curtiendo en cesiones jugadores de la calidad de Iñigo Vicente, que sin ser delantero centro ayudaría muchísimo con sus asistencias y goles.

Y no olvides que en nuestra revista de la ría del ocio podrás encontrar más información sobre deporte, cultura, ocio, gastronomía, comercio local….