¿Cómo identificar setas?

Con motivo del comienzo de la temporada de setas, el Área de Salud y Consumo del Ayuntamiento de Bilbao ha activado el Servicio de Identificación de Setas. Dicho servicio atiende a las consultas de todos los aficionados a la micología, aclarándoles todas las dudas que tengan acerca de la seguridad para el consumo de los ejemplares recogidos en el monte.

Este año debido al COVID-19 se han tenido que adoptar medidas extraordinarias y por ese motivo las consultas se atenderán previa solicitud de cita el lunes anterior de 9:00 a 13:00 horas en los teléfonos 944 20 49 63/ 944 20 49 24 o 944 20 49 00. Este servicio se situará en la Calle Ugalde 7-2º donde se facilitarán las respuestas a las consultas de los aficionados. El horario presencial de este servicio será todos los martes, desde el 20 de octubre hasta el 1 de diciembre, a partir de las 10:00 horas hasta atender un máximo de 20 personas, entre las citas concertadas.

El principal objetivo de este servicio gratuito es determinar si los ejemplares recolectados son aptos para el consumo, para evitar así posibles intoxicaciones. Yolanda Díez, concejala de Salud y Consumo del Ayuntamiento de Bilbao, aconseja a la ciudadanía a hacer uso del servicio y que consulten cualquier duda que les pueda surgir sobre las setas u hongos. Del mismo modo que también recomienda que ante el mínimo indicio de malestar deben acudir a los servicios médicos de urgencias.

Entre las recomendaciones ofrecidas por el Área de Salud y Consumo se encuentran las siguientes:

  • Reservar cita previa el lunes anterior, en horario de 9.00 a 13.00 h, llamando a los teléfonos: 944204963/ 944204924/ 944204900.
  • Acudir a las instalaciones con mascarilla y respetar la distancia de seguridad de 1,5 metros entre personas.
  • Trasladar varios ejemplares de cada especie recolectada (desenterrarlos con el pie completo y sin cortar) y sin mezclar.
  • Recolectar únicamente ejemplares desarrollados y sanos (sin agusanar).
  • Que sea la persona recolectora quien preferiblemente se acerque al servicio, de forma que pueda aportar datos sobre el hábitat y el entorno.
  • Consultar lo antes posible desde la recolección de las setas (como máximo dos días después) y guardar los ejemplares fuera de bolsas de plástico, lo más extendidos que sea posible y en la parte baja del frigorífico, cubiertos con un trapo limpio y seco.
  • No lavar ni congelar los ejemplares antes de su identificación porque pierden gran parte de su color y su aroma natural, y tampoco mezclar distintas clases de setas en el mismo recipiente.