Cinco horas con Mario… a conquistar Bilbao

Una de las mejores actrices del panorama nacional, Lola Herrera, regresa al que fue uno de los papeles que la catapultó. En esta obra, Carmen Sotillo vela a Mario, realizando ante su
marido una radiografía pormenorizada de la época social en la que se inscribe. Se trata de una continua confrontación entre sentimientos y creencias; entre unos roles sociales que
desnudan sus carencias ante los ojos del espectador.

La última actriz que conquistó Bilbao con la puesta en escena de Cinco horas con Mario fue la siempre aclamada Natalia Millán, una de las protagonistas del exitoso musical Billy Elliot. Ahora, los bilbaínos podrán disfrutar de nuevo de este clásico de las tablas en una cita que promete marcar la agenda cultural del fin de semana. Del 16 al 19 de enero (de jueves a Sábado a las 20:00 horas y el domingo a las 19:00 horas), en el Teatro Campos. ”Mentxu”, de nuevo, a conquistar Bilbao.

Lola Herrera, la primera Carmen Sotillo

Cinco horas con Mario fue escrita en 1966. Una década más tarde se adaptó al teatro.  Su estrenó  fue en noviembre de 1979.  En esa primera representación fue la propia Lola Herrera quien se metió en la piel de Carmen Sotillo. Desde entonces, la actriz ha venido representando este papel en varias ocasiones. El periódico El Mundo incluyó la novela de Delibes entre los 100 mejores libros del siglo XX.

El hilo argumental es un monólogo en el que Carmen Sotillo nos va revelando su vida marital, mientras vela el cadáver de su marido fallecido de manera inesperada. De esta forma, descubrimos la personalidad de ambos, así como sus conflictos en el tiempo que estuvieron casados.

Esta obra no solo habla de la vida matrimonial de ambos personajes, sino también habla del sentido de la vida,  la culpa, la incomunicación, la soledad. Todos ellos temas inherentes al ser humano.