Barnaval, Barnaval

El jurado del Barnaval ya ha visitado los locales de hostelería que han participado en esta 26 edición. En la jornada del viernes, el jurado comenzó su andadura a los piratas del Gazte Alai de Santutxu. Un local reconvertido en un barco pirata donde no faltaba ningún detalle. De ahí fue a la calle somera donde les esperaban el Urkia y el Tirauki. En el primero pudieron disfrutar del ambiente de Nueva Orleans durante la ley seca y en el segundo de La Bella y La Bestia. Tras estos dos locales, la locura se desató en el Tobarisch de Deusto con el autobús de Priscilla, reina del desierto y sus integrantes que bailaron el ‘I will survive’. En El Yeti les esperaban el Capitan Hadock, Castafiore y otros personajes y en el ADN una conejita muy simpática en la barra. Por último, el jurado se despidió con los hippyes del Caos The New.

El sábado la ruta comenzó con los moteros de la Taberna Plaza Nueva, de ahí el jurado regresó a la época de Grease en el Bertoko Berria donde la martxa y el buen rollo se respiraban desde la puerta y conocieron a los Homos Borregus del Café Bar Bilbao. La nave de la Entreprise despegaba en el bar Basoa de Otxarkoaga, repleto esa noche de héroes y villanos y los hippyes no paraban de bailar en el bar Geltoki del mismo barrio. En la Plaza Unamuno los dos participantes, el Geltoki y la Cervecería Casco Viejo, se disfrazaron de empleados como habitualmente hacen ante el abuso que sufren los locales de hostelería. En la zona del Ensanche el jurado se encontró con unos camareros muy dormilones en el Ein Prosit, una camarera muy sexy en el Monty y unos jamones muy simpáticos en La Olla. En El Puertito la cosa iba de Aerobic y en el Thai Day se veía mucha fantasía. Los vampiros rockeros del Babylon casi atacan al jurado, pero lograron escapar e integrarse en una película muda en el Sunset. Para tomar aliento, el jurado descansó en el Hogar Navarro donde pudieron degustar un caldito acompañado de una txistorrita y tortilla de patatas. Tras la cena, el jurado también pasó por el País de las Maravillas en el Luckia Casino Bilbao, una fiesta blanca en el KZ y conocieron a las camareras superheroínas del Big Ben y a los sados del Mistyk. Por último, terminaron la jornada en el Attico 14 donde ya se preparan para recibir el mundial de rugby.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies