Aventura y emoción en el Sella

Asturias es, sin lugar a dudas, un paraíso natural. Un destino turístico para aquellos que buscan actividades en la naturaleza, deportes al aire libre y disfrutar de entornos increibles. Rutas de monte, paseos espectaculares a caballo o en quad y actividades en el río, son algunas de las opciones que nos ofrece este maravilloso entorno.

Uno de los cauces más populares de Asturias para llevar a cabo actividades tales como rafting, o para los más atrevidos descenso de cañones, es el río Sella, que se ha convertido en un reclamo sin igual para los turistas de la naturaleza, siendo el descenso en canoa uno de los más practicados. Durante gran parte del año, dependiendo del caudal, podemos hacer el descenso del Sella en canoa, con multitud de empresas que nos organizan la experiencia para que nada falle.

Pero hay un día del año en el que esta actividad se convierte en la reina del río, el primer sábado de agosto, después del día 2 del mes. Este año ese día es el 4 de agosto, fecha señalada por tener lugar el Descenso Internacional del Sella, declarada de interés turístico internacional, que en 2018 celebra su 82 edición. También conocida como “la fiesta de las piraguas” la carrera discurre por el río Sella entre Arriondas y Ribadesella, un recorrido de 20 kilómetros, dónde los participantes encontraran rápidos y un cambiante nivel del agua, el descenso nunca es el mismo.

Es un acontecimiento de gran colorido por la gran cantidad de participantes y los miles de personas que acuden a disfrutar del evento deportivo. Pueden competir palistas españoles y extranjeros que están en posesión de la licencia de competición del año en curso con un mínimo de antigüedad de 60 días. Participan desde simples aficionados hasta deportistas de primer nivel, como el sudafricano Hank McGregor, diez veces campeón del mundo de maratón, que compite este año en la prueba asturiana en K2 masculino formando una potentísima pareja con su compatriota Andy Birkett.

A las 12 horas del mediodía del 4 de agosto se encienden los semáforos. La luz verde del semáforo hace que unos voluntarios abran los “cepos” (estructura metálica que libera la pala en el momento que el semáforo pasa del rojo al verde) especialmente creados para este evento, que tienen como misión atrapar la pala del piragüista para que salgan todos a la vez. La última recta de 500 metros, a la altura de la Cueva de Tito Bustillo para finalizar en el Puente de Ribadesella, es de lo más emocionante. El público allí congregado aclama y vitorea a los ganadores del Descenso Internacional del Sella.

Escuela Asturiana de Piragüismo

Si estas pensando en hacer el descenso del Sella la Escuela Asturiana de Piragüismo o Ranasella es una muy buena alternativa. Con 27 años de experiencia a sus espaldas cuentan con monitores altamente cualificados  para que tu experiencia sea única y nada quede al azar. Disponen de los recursos necesarios para acoger a grupos numerosos sin que la calidad y organización de los programas se vean afectadas. Cuidan todos los detalles, los tiempos de espera, el material de los participantes, para que no tengas que preocuparte de nada, solo de disfrutar y divertirte. Además, si te apetece realizar alguna otra actividad en Ranasella también organizan, kayak, Rafting, Descenso de Barrancos o cañones, espeleología, rutas en bici, coasteering, escalada, tiro con arco, vía ferrata, senderismo, kayak de mar…

La escuela se encuentra en Cangas de Onis. Más información es sus webs www.piraguismo.com y www.ranasella.com.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies