“Algunas personas tenemos tendencia a complicarnos la vida”

Calixto Bieito (1963) vino a Bilbao. No es inglés, sino mirandés fronterizo al que le gusta saltar de un lado a otro, pero sí vino por ver la Ría y el mar, como dice la canción… y por la energía especial de una ciudad en plena transformación. Precedido por su fama está dispuesto a darle la vuelta al Teatro Arriaga y a levantar al público de sus asientos. Al menos, eso hizo en la primera representación de Los Esclavos Felices, 210 años después de cuando nació su autor, Juan Crisóstomo de Arriaga, un 27 de enero. Bieito es director de teatro y ópera, director artístico del Teatro Romea de Barcelona (1999 a 2010), director artístico del festival FACYL (2010-2011) y director artístico de Theater Basel. Ha cosechado premios y éxitos a nivel internacional y está considerado uno de los diez mejores directores de escena del mundo.

¿Cómo así el salto de Basilea a Bilbao?

Voy a saltos. Continúo saltando. Vivo en Basilea desde que me instalé hace bastante tiempo (2013). Veo a Bilbao con una energía especial, con avidez de las cosas, en un momento bueno.

¿Qué le impulsó a venir?

Tengo un calendario complicadísimo. Me impulsó a venir el consistorio cuando me visitaron en Sttutgart para que llevara el teatro hacia otra dirección, y la confianza que ellos depositaron en mí. No tenía previsto ir a dirigir ningún teatro, pero la tendencia que tenemos algunas personas a complicarnos la vida…

¿Cómo se le ha recibido en Bilbao?

Me siento muy bien recibido, querido… es importante para hacer este trabajo, en la vida en general… y, como decía mi abuela, sentirse querido es importante. La generosidad, que la gente te apoya….

¿Cree que un público tan clásico como el de Bilbao se adaptará a su trabajo?

¿Clásico? no había oído eso. No creo que esté cerrado a cosas nuevas. El público está reaccionando bien a lo que estamos haciendo. Yo creo que va a funcionar bien, viendo cómo va la temporada de ventas. Soy optimista. A veces las ciudades son como las personas, que no llegas a conocerlas totalmente. Vamos a hacer camino al andar, a apoyarnos en la tradición de este maravilloso teatro. Soy una persona diferente que vengo de otro ámbito, de otros sitios, de Centro Europa. La programación de estos seis meses es suficientemente abierta como para que haya estímulos para todo el mundo. No me cansaré de repetir: una de las obligaciones de un teatro público es llevar a las personas a sitios que no sabían que querían ir, o mostrarles cosas que no sabían que les pudiera gustar. Bilbao es una ciudad en transformación, está en un momento muy bueno para decidir a dónde quiere ir, qué servicios quiere ofrecer, servicios culturales.

¿Qué tal reaccionó el público en Los Esclavos Felices?

Entusiasta. Fue una noche mágica. No por yo pudiera hacer sino por la música de Arriaga, una maravilla.

¿Juan Crisóstomo de Arriaga se hubiera sorprendido de ver al público fuera de las butacas del patio?

Eso fue la primera jornada. Eso fue una especie de tour por los espacios del teatro, guiados por los cuartetos de cuerda Está bien colocar al público en otros sitios. Los teatros son una fábrica de fantasía… La imaginación al poder.

¿Se sentará el público habitualmente en las butacas de patio?

Sí, estará en el auditorio, es la única experiencia de este año, lo de sentarse en las escaleras. Es el único espectáculo en el que se ha programado. Arriaga tenía un sentido dramático muy fuerte.

¿Cuál es el plato fuerte de la programación?

Hay muchos platos fuertes. La programación del primer semestre reúne de lo mejor del teatro del estado español: música, danzas excelentes, Romeo y Julieta, muy joven; clases de con Donnela, uno mejores profesores de actores de Shakespeare; Orfeo, con un equipo internacional, con cantantes vascos; War Requiem, el alegato pacifista más grande del siglo XX. Es una advertencia a la guerra, a lo que no debe volver al pasar. La temporada va a ir subiendo… Antes de saber el resultado de las elecciones.

¿Le invitarías a Trump a ese espectáculo?

Sí, le vamos a cursar una invitación, jejeje. Había comprado los derechos para una adaptación de la novela de … para Basilea; la celebración de Monteverdi, Nuria Espert, Blanca Portillo, Ramón Barea, Lluis Pascual, Mario Gas…

¿Por qué tanto Monteverdi?

Es el 450 aniversario de su nacimiento. Es su mejor ópera. Con él estás celebrando el renacimiento, a Cervantes, a Shakespeare, al humanismo, el arte, la cultura…

Sorprenden estas palabras en estos tiempos de tanta banalización y tanto show televisivo

No tengo televisión en mi casa y mis hijos no miran televisión. War Réquiem viene precedido del éxito en Basilea, Oslo,  con la Coral de Bilbao. Es un tour de force. Estoy contento con la televisón Esta semana tenemos a la ópera de Hamburgo. Estamos todos a una en la casa.

Te apoyas mucho en las instituciones locales

El teatro está abierto a los jóvenes,…me he reunido con escritores. Soy una persona con un estricto sentido del deber y del trabajo. Ahora tengo trabajo Sttutgart, Berlín, Oslo, Venecia, París… empiezo a ensayar la Orestiada en Basilea.

¿Ese carácter abierto del que tienes fama es por tu origen mirandés, fronterizo, ferroviario?

Allí pasé mi infancia, cuando se empieza a escribir el libro con las páginas en blanco. Y yo pase la infancia y principio de la adolescencia. Miranda de Ebro es una ciudad fronteriza, Castilla León pero es mucho más Alavesa.

Te organizaron una comida los de Miranda en Bilbao

Fue muy emotivo. Me impusieron una txapela, que no me la pondré aquío sino en Basilea.

Te gustará cubrirte la cabeza

Soy calvo, y mi mujer me dice que me ponga algo

Basilea es también una ciudad fronteriza, el tranvía te deja

En la encrucijada de Europa. Aeropuerto para tres ciudades Francia, Alemania y Suiza. Es la ciudad de Erasmo de Rotterdam.

Europa en decadencia

Proyecto europeo, agpra no podremos can

¿Qué es lo que más le gusta de Bilbao?

De Bilbao me gusta el Arriaga, callejear, ver a la gente, hacer fotos como hobby, el clima, cuando llueve, soy melancólico. Me gusta la vista sobre la ría porque mi recuerdo es que era una ciudad muy gris, con mucho humo y ahora no lo es. Ir por el Casco Viejo, salir hacia el mar, caminando por donde están las antiguas fábricas.

¿Qué artistas bilbaínos o vascos te seducen más?

Bernardo Atxaga, he estado con él en su pueblo. Pero hay muchos artistas, me gusta Juanjo Mena, que es un director fantástico… Sabe mal decir unos nombres y olvidarte de otros, porque hay mucha gente.

¿Cómo esperas que evolucione la programación del Arriaga en los próximos años?

Continúe en esta línea, con coproducciones, que los espectáculos de Arriaga sean invitados a festivales prestigiosos de Europa. Que sea un teatro abierto, internacional, europeo, ligado a Bilbao y a los artistas de Bilbao. En las dos líneas. Trabajar fuerte. Tuve una conversación con otra persona de otra ciudad no vasco que por qué Ligeti no puede ser para todo el mundo. Me decía que eso era música elitista. Yo le decía que no. Es como el vino: a uno le gusta más sencillo y a otro, uno más elaborado. Hay que estimular a las personas. Nos hace más libre un texto escrito, un buen artículo, de un buen periodista, una pintura, una música, una buena película. El arte y libertad están totalmente ligados.

Bilbao se ha llenado de continentes, pero a veces faltan contenidos

Esto no lo sé. El Arriaga está lleno de contenidos.

Muchas gracias

Ahora voy a mirar la web de vuestra revista. Me gusta mucho como le llamáis, La Ría del Ocio.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies